Inicio Ciencia Un guante para comunicarse de nuevo #Ciencia

Un guante para comunicarse de nuevo #Ciencia

149
0
Compartir

Speaking Glove es una herramienta tecnológica que, a través de un guante y una aplicación móvil (app), permite comunicarse a pacientes que afrontan las secuelas de enfermedades neurodegenerativas.

Esta herramienta fue diseñada por los estudiantes Luis Conde Rodríguez, de la Facultad de Ciencias de la Computación; Alfredo Carreño Herrera, de la Facultad de Ciencias de la Electrónica; José Roberto Hernández Lechuga, de ingeniería textil, y Alfredo Luciano Felipe, de la Facultad de Arquitectura, todos ellos alumnos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Su creatividad en el proyecto con visión social se hizo acreedor a diversos premios, el último de ellos fue el primer lugar en el Concurso internacional ExpoRecerca y Feria de la Ciencia 2017, en Barcelona, España. No obstante, ya habían sido reconocidos también con el primer lugar en la X Final Continental de Proyectos de Cómputo Infomatrix Latinoamérica 2016, en Guadalajara, Jalisco. De igual forma, obtuvieron el Premio Especial “Reto Zapopan”, por lo que su proyecto será incubado por el gobierno de este municipio.

Hablar con un guante

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, los creadores de Speaking Glove detallaron que a través del diseño de esta aplicación móvil, y apoyados en un guante, el paciente puede comunicar que tiene hambre, dolor, sueño, cansancio, necesidades fisiológicas o higiénicas, etcétera. La idea es que el paciente se coloque el guante con cinco biosensores, uno por cada dedo, para que a través de ellos los movimientos que realice sean captados para posteriormente emitir una señal a través de la aplicación en un dispositivo móvil y así conocer la necesidad que expresa el paciente.

Para lograrlo, previamente se hace una programación con la aplicación Speaking Glove para designar a qué movimiento corresponde la necesidad expresada y esta pueda ser emitida mediante una notificación de voz al celular o dispositivo del encargado de cuidar al paciente, cada vez que este mueva alguno de sus dedos.

El guante está diseñado por José Roberto Hernández Lechuga, estudiante de ingeniería textil, quien explicó, en entrevista para la agencia, que utilizó una medida estándar con materiales para la palma como tejido de punto por urdimbre, una malla que permite la ventilación de la piel en esta zona de la mano, mientras que para el dorso utilizó el material llamado polivinil, con características impermeables y estáticas para lograr una mayor protección a los sensores de flexión y a los componentes electrónicos del guante, el cual tiene un peso ligero.

Alfredo Carreño Herrera, miembro de este equipo y estudiante de electrónica, detalló que tras realizar el diseño, imprimieron una caja en 3D que contiene la electrónica del dispositivo, que consta de la tarjeta de adquisición de datos, la electrónica para acoplar los sensores, el móvil de comunicación Bluetooth y la carga de la batería para que sea más fácil su uso.

“Seguimos trabajando para poder añadir otras posibilidades de movimiento, por el momento se utilizan solo los dedos, pero al integrar el acelerómetro y giroscopio, tendremos más posibilidades de incluir giros, de medir las posiciones en tres ejes, así como su aceleración. En cuanto a la mecatrónica, tenemos un Bluetooth 4.0 de baja energía porque se busca desarrollar una versión en iOS, ya que ahora solo se tiene la versión en Android”, añade Luis Conde Rodríguez.

En cuanto a los costos, tiene un precio comercial de entre cuatro y cinco mil pesos, incluyendo el guante y la aplicación para su manejo, el cual a sugerencia de sus creadores puede ser adquirido en hospitales y áreas de terapia intensiva.