3 estrategias para enfrentar la #inflación desde los negocios de comida

157 0

Como una cadena de efecto dominó, la inflación ha cobrado relevancia en la economía nacional durante los recientes meses, posicionándose como uno de los principales desafíos para los negocios de comida. Esto debido a un aumento sostenido de los precios de bienes y servicios, lo cual impacta en un alza en los costos de insumos y por lo tanto provoca una reconfiguración en el foodservice.

Y es que la industria restaurantera representa actualmente uno de los sectores clave, pues aglutina al 12% de todos los negocios del país. Genera unos 2 millones de empleos directos y en el caso de las microempresas, emplea a 7 de cada 10 personas, de acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

En este contexto y dada su importancia, bares, restaurantes y negocios de comida tienen el reto de implementar cambios, donde optimizar menús, inventarios y fortalecer la comunicación es vital para seguir atrayendo a los comensales y evitar en la medida de lo posible que resientan en el precio de sus platillos favoritos el alza en los costos de los insumos con los que éstos son preparados”, explica Gustavo Ángel Barrios, Innovation Chef de Simplot México.

Con esto en mente, el experto comparte 3 estrategias para hacer más llevadera esta temporada de inflación desde las cocinas y establecimientos del foodservice:

1. Marketing y comunicación digital

En momentos complicados, la comunicación debe ser un pilar fundamental. De acuerdo con un estudio elaborado por Datassential, entre las principales acciones que los restaurantes están probando y aplicando con éxito alrededor del mundo, se encuentra el solicitar retroalimentación al cliente para mejorar la reputación y aumentar la presencia en redes sociales.

Asimismo, los dueños de negocios están implementando rebrandings, acciones de marketing digital como anuncios, contenidos, fotos, así como programas de fidelización para nuevos y viejos clientes, eventos en vivo y entretenimiento.

2. Reingeniería de menús con creatividad

El rediseño de menús está siendo otro de los cambios inmediatos y frecuentes en tiempos de inflación, donde la creatividad es un aliado. ​ Reducir la calidad de los insumos para ahorrar costos termina por desalentar a los comensales y generar una mala experiencia, la recomendación es maximizar la versatilidad de los insumos actuales, generando una mayor rentabilidad en los inventarios, al innovar en aplicaciones diversas como postres, bebidas, entradas, entre otros.

Esto permitirá generar experiencias únicas que no se encontrarán en otro lugar. ¿Un clericot de aguacate? ¿Papas fritas como postre? ¿Papas rebozadas con cerveza artesanal? ¿Smoothies y malteadas con base de aguacate? ¡¿Por qué no?! Innovar con ingredientes tan nobles y versátiles como las papas fritas y la pulpa de aguacate permite a los negocios eficientar su operación, incrementar su rentabilidad y estandarizar costos, además de subirse a las nuevas tendencias de consumo.

3. Ofertas por tiempo limitado

En concordancia con los dos puntos anteriores se encuentran las ofertas por tiempo limitado (LTO, por sus siglas en inglés), las cuales durante mucho tiempo han sido una táctica efectiva para generar entusiasmo y tráfico hacia los restaurantes. Los consumidores ven en las LTO una forma segura de probar nuevos platos, atraídos por sabores e ingredientes únicos, mientras que para los operadores son herramientas esenciales para diferenciarse de la competencia.

Los LTO son platillos que normalmente no se encuentran dentro de la oferta regular de los menús de los restaurantes, aprovechando temporalidades, ingredientes únicos y/o tendencias, que generan en el consumidor el deseo de probarlos antes que desaparezcan.

El servicio de alimentos es una industria que enfrenta un momento retador, el cual es posible afrontar mediante la reconfiguración de los modelos de negocio; esto a través del impulso en la innovación, la creatividad y el sabor. Se trata de dar a los clientes una buena razón para volver a los restaurantes por esos platillos que simplemente son demasiado buenos como para dejarlos pasar”, concluye Gustavo Ángel Barrios.

Related Post