3 #oportunidades de negocios para ‘entrarle’ a invertir como propósito de año nuevo en 2023

345 0

Si bien durante la pandemia uno de los sectores más afectados fue el empresarial, sobre todo el de las pequeñas y medianas empresas (pymes), poco a poco el sector se recupera, pues de acuerdo con datos del Inegi, hasta 2021 habían nacido unos 1.2 millones de nuevos emprendimientos. Así, el David empresarial comenzó a recuperarse frente al Goliat del virus.

De ahí que pensar en un negocio rentable de cara al 2023 puede ser uno de los mejores propósitos de año nuevo para los emprendedores del país. Después de todo, la última etapa del año es un momento de reflexión, un corte de caja en el que hacemos el balance, y planeamos un futuro con más y mejores oportunidades.

“En este contexto, un indicador para conocer esos nichos emergentes en los que los empresarios pueden invertir, son precisamente aquellos que solicitaron mayor capital de trabajo luego de recorrer un camino con éxito, y que hoy se colocan como sectores e industrias ganadoras; sobre todo si tomamos en cuenta algunas de las empresas que accedieron a crédito con nosotros crecieron hasta cuatro veces en los recientes dos años”, explica Jonathan García Samina, Gerente General de Crédito de Konfío, la empresa de finanzas tecnológicas que impulsa a las compañías mexicanas en crecimiento.

Con esto en mente, el experto comparte algunos negocios e industrias que, con base en información de la plataforma, son claves para invertir en 2023. Esto siempre y cuando mantengan su tendencia de liquidez en estado positivo, se apalanquen de herramientas financieras acordes a sus negocios, como los créditos empresariales, que en periodos cortos de tiempo pueden ser una solución ​ e impulsar la proyección de crecimiento.

1. El comercio al top nacional

El comercio, tanto el que se realiza al por mayor como al menudeo, se posiciona como una de las actividades top para los emprendedores mexicanos a nivel nacional, pero sobre todo en la zona centro del país. De hecho, no obstante a que el 2022 fue un año marcado por la inflación y pocas economías han recuperado su estatus previo a la pandemia, durante el primer semestre el comercio al por menor creció un 4% con respecto al año anterior, mientras que el por mayor un 4,8% interanual, según refirió la Concanaco.

Al respecto, algunas de las áreas más atractivas al menudeo incluyen negocios de ferretería, refacciones para autos, computadoras y sus accesorios, abarrotes, ultramarinos y misceláneas, muebles para el hogar, artículos de limpieza y gadgets; por su lado, en el comercio al mayoreo destacan los accesorios de cómputo, frutas y verduras frescas, mobiliario, equipo e instrumental médico y de laboratorio, así como productos farmacéuticos, material eléctrico e insumos para la siembra.

2. La construcción: una ventana abierta

Industrias como la de la construcción registran periodos alentadores. En 2021 esta actividad mostró una recuperación de 6.1%, tras el paro de actividades por la Covid-19, mientras que de enero a agosto de este año, la producción de las empresas constructoras tuvo una recuperación de 4.8% con respecto al año anterior, esto de acuerdo con datos de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Ahora bien, en una industria tan compleja, competitiva y diversa, cinco de los subsegmentos más interesantes para invertir son el de las construcción de ingeniería civil u obra pesada, de inmuebles comerciales, institucionales y de servicios, de vivienda unifamiliar, de obras de urbanización y de instalaciones eléctricas en las construcciones, sobre todo en el sur del país y en el norte-occidente.

3. Los servicios profesionales, científicos y técnicos

Otro de los sectores de los universos de oportunidades es el de los servicios profesionales, desde científicos hasta técnicos. Aquí destaca, por ejemplo, la demanda de servicios en administración. En el caso de las pymes, basta recordar que una mala administración es el principal motivo de fracaso, precisamente, según información de la ASEM.

Así, entre los principales se encuentran los servicios de consultoría en administración, de consultoría en computación, científicos y técnicos, de ingeniería, de contabilidad y auditoría, de arquitectura, de consultoría científica y técnica, así como los de consultoría en medio ambiente.

“Como líderes clave, los emprendedores ocupan un papel preponderante en la economía nacional, al aportar la mayoría de empleos y un buen porcentaje del PIB; por ello, el 2023 se vislumbra como una ventana de oportunidad para invertir en los segmentos que enumeramos. Sin duda, el año nuevo traerá consigo retos para los empresarios del país, pero también nuevas posibilidades de negocio”, concluye Jonathan García Samina.

Related Post