3 tips para que no te agarre la calaca sin seguro #Negocios

124 0

¡Ya se acerca la huesuda! En México los paisajes comienzan a tornarse amarillentos, las catrinas desfilan y adornan todo a su paso y el olor del copal empieza a despertar a los del más allá. Ya vienen nuestros muertos y nosotros sólo pensamos en complacerlos: hojaldras, dulces, mole y, por qué no, uno o dos tequilitas que alegren las almas. 

Estamos listos para recibir a los nuestros, pero te has puesto a pensar ¿qué pasaría si fueras tú el de la foto en el altar? ¿Tu familia pondría un altar de platillos favoritos, o estaría resolviendo las deudas que dejaste? Por esta razón, Mango Life, la primera plataforma digital que ofrece seguros de vida,  retiro y educación en México, te presenta 3 tips para que, si te lleva la calaca, te sientas seguro y disfrutes del viaje.

Pinta tu calavera. Contrata un seguro y gánale la carrera a la flaca.

Sabemos que disfrutar la vida es una prioridad, pero garantizar la felicidad de nuestros seres queridos aún después de haber fallecido es digno de cualquier altar. Si bien el 40% de los decesos en México se debe a una enfermedad crónica, nadie sabe cuándo deberá despedirse. 

Contratar un seguro de vida no impide que la calaca nos lleve, pero ayudará a los nuestros a continuar una vida tranquila. Ya sea de vida alcanzada, temporal o vitalicio, o incluso un seguro de educación (el 80% de los universitarios no se gradúa por falta de recursos económicos), un seguro es una inversión adaptada a tus necesidades y no un gasto, es la confianza de que -llegado el momento- el día de muertos siga siendo una celebración y no un recordatorio de gastos  y problemas aún por resolver. 

 

No pases a mejor vida antes de tiempo. Estudia tu proyección económica.

Antes de pensar en la muerte,  piensa siempre en una vida plena. Si bien un seguro de vida no es costoso, sí representa una inversión constante. Conocer tu situación económica presente y futura se convierte en una herramienta vital para contratar un seguro acorde a tu estilo de vida, y posibilidades. Se trata de pasar una mejor vida en este plano, no de que la póliza te amargue la existencia. 

Sabemos que quieres darle lo mejor a los tuyos antes y después de que la huesuda te lleve, por eso busca un seguro que no “te ahorque” antes de tiempo, no olvides que se trata de garantizar la mejor vida de los tuyos sin angustiarte ni mucho menos angustiarlos.

El muerto al pozo y el vivo al gozo. No contrates a última hora o cuando sea necesario.

En nuestro país tenemos tradiciones maravillosas como el día de muertos; sin embargo, también conservamos costumbres como dejar todo para el último momento. 

No somos una sociedad preventiva y buscamos un seguro de vida hasta que lo necesitamos. Esto, obviamente, puede complicar o elevar mucho el costo de la póliza y entonces sí vemos aproximarse a la calaca. 

Adquiere un seguro cuando te encuentres saludable, no esperes un accidente o enfermedad. Un seguro de vida no impedirá que -algún día- te adornen con cempasúchil, pero sí se trata de estar preparado y tranquilo para cuando esto suceda.

Como bonus en este tip, te recomendamos que siempre seas honesto al solicitar una cotización, pues resulta importante comunicar si te dedicas a actividades de riesgo o deportes extremos,  si fumas o tienes una enfermedad previa. Esta honestidad es clave, ya que en caso de necesitar cobrar el seguro, el informe médico podría ser crucial para aprobarlo o no, si se descubre que presentabas una condición de salud antes de contratar. 

Prevenir es mejor que lamentar, por eso te recomendamos obtener un seguro de vida o educación, para enseñarle a la pelona que, una vez llegado el momento, podremos acompañarla tranquilos de haber dejado a nuestros amados protegidos y disfrutar de nuestro pan de muerto, calaveritas y tequila favorito -junto a nuestros seres queridos- cuando regresemos cada dos de noviembre. 

Related Post