4 claves y aprendizajes de educación que nos dejó la pandemia para un mejor #regresoaclases presenciales

141 0

La pandemia puso de cabeza al sector educativo, y si bien el país ha comenzado paulatinamente el regreso a las aulas en algunos estados con semáforo verde, como Campeche y Sinaloa, las clases a distancia se mantienen como la mejor alternativa. Cerca de 27 millones de alumnos en instituciones públicas y privadas del país continuarán sus estudios a pesar del confinamiento, apoyados fundamentalmente en herramientas tecnológicas.

“Si bien la adopción de estas soluciones tiene como objetivo asegurar la continuidad, lo más importante radica en integrar la tecnología como un componente que genere valor en los modelos actuales, en beneficio de los estudiantes y sus profesores. Ahora, en un contexto en el que el retorno a las clases presenciales es aún incierto, el reto es garantizar la calidad educativa tanto para los estudiantes que asistan a las aulas, como para aquellos cuyos padres decidan no enviarlos”, asegura Christian Aparicio, CEO en México de Innova Schools.

Con esto en mente, el ejecutivo de Innova Schools comparte cuatro formas en las que los modelos de educación se adaptan a la pandemia, pero que también son clave para regreso presencial a clases en todo el país:

Story image

1. Pensar o diseñar un modelo educativo centrado en el estudiante

Los modelos educativos del futuro deberán considerar al alumno como el eje central del aprendizaje, y que sea el protagonista de su propio conocimiento. Lo anterior mediante el desarrollo de habilidades y competencias, la motivación a que genere un pensamiento crítico sustentado en el razonamiento, y la adopción de una personalidad creativa, curiosa y colaborativa. Se trata de generar perfiles orientados a entender y solucionar problemas, y alejados de aquellos esquemas en donde el docente es el dueño del conocimiento y el estudiante juega un rol pasivo destinado a memorizar datos.

En este sentido, la educación en línea y/o híbrida debe procurar una experiencia que tome en cuenta todos los aspectos académicos, emocionales y personales de los estudiantes. En adición, es vital integrar dinámicas grupales que incentiven la interacción y colaboración con sus compañeros, de tal modo que se pueda mitigar el aislamiento en esta etapa clave de su vida.

2. Seguimiento y desarrollo socioemocional

El confinamiento ha generado un incremento en los niveles de estrés, depresión y ansiedad. El estudio realizado por la UNICEF en 2020, titulado “Impacto del COVID-19 en la salud mental de adolescentes y jóvenes”, reveló que 27% de los adolescentes y jóvenes manifiestan ansiedad, 15% depresión y cerca de la mitad no encuentra motivación para realizar actividades que disfrutaba antes del confinamiento.

Ante ello, las instituciones educativas son clave para la atención emocional a los estudiantes y deberán fungir como espacios abiertos en donde puedan expresarse libremente. Además, deberán generar programas específicos de monitoreo, seguimiento y guía de los estudiantes, de modo que su adaptación a la nueva normalidad suceda de la mejor manera posible.

Story image

3. Integración de la tecnología de forma estratégica 

Más allá de trasladar los métodos de enseñanza a una reunión virtual, algunos modelos utilizan la tecnología de manera estratégica para que ésta se adapte a los escenarios que estamos viviendo. Estas integraciones serán clave tanto en clases totalmente remotas, como en modelos híbridos o presenciales. En este sentido, las instituciones deben contar con herramientas que faciliten la vida a los docentes, estudiantes y familias; por ejemplo, a través de sistemas de gestión como Brightspace, plataforma de aprendizaje que combina diversas prácticas y recursos para brindar una experiencia personalizada y flexible así como sistemas de videoconferencias y documentación compartida.

Una de las claves se encuentra en que la tecnología permita a los alumnos el trabajo en equipo en coordinación con los docentes. Y que, en adición, funcione como aliada para el seguimiento del desarrollo cognitivo del estudiante, lo cual evitará rezagos.

4. Un futuro inmediato híbrido

La Secretaría de Educación Pública (SEP) ha reiterado que el regreso a clases presenciales será gradual, voluntario y en los estados con semáforo epidemiológico en verde. Ante ello, el futuro inmediato será híbrido, por lo que las escuelas deben asegurar un regreso total con todas las medidas de seguridad y protocolos de operación, o bien una modalidad mixta que intercale clases en línea con presenciales para responder a la decisión de los padres y cuidar la sana distancia.

“En la medida en que el sector educativo se adapta a los nuevos escenarios, muchas instituciones seguiremos ofreciendo la modalidad en línea tal como se ha llevado durante el ciclo escolar actual. Sobre todo en consideración de aquellas familias que decidan no llevar a sus hijos a las aulas hasta estar vacunados. Sin duda los próximos meses serán decisivos y las escuelas debemos garantizar la misma calidad y/o experiencia tanto para quienes que estudien de manera presencial, como para aquellos que decidan continuar a distancia”, concluye Christian Aparicio de Innova Schools.

Related Post