4 consejos para mejorar la seguridad del #comercioelectrónico

346 0

En América Latina hubo un incremento de 4% en ciberataques en 2021, en comparación con el año anterior, siendo Brasil, México y Perú los países con más amenazas de seguridad en el comercio electrónico1, porque se prevé que los ataques cibernéticos le costarán al mundo $7 mil millones de dólares en 20222.

Esto, trasladado al creciente mundo del e-commerce en donde México ha tenido un importante crecimiento en los últimos tres años, se vuelve un tema aún más crítico. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), México se encuentra en el Top 5 de países con mayor crecimiento del comercio electrónico en 2022.

Y aunque las empresas también están orientando sus estrategias a cubrir las demandas de los consumidores B2B, los desafíos de seguridad del comercio electrónico deben estar en sus prioridades principales en este proceso de transformación digital en B2B.

De acuerdo con la encuesta de transformación digital realizada por Sana Commerce, la plataforma de comercio electrónico diseñada para ayudar al éxito de fabricantes, distribuidores y mayoristas, casi 70% de los encuestados afirmó que el comercio electrónico ha abierto su infraestructura tecnológica a un mayor riesgo de un ataque cibernético. Asimismo, más de la mitad de los encuestados están invirtiendo este año en una mejor seguridad en línea para combatir la creciente amenaza de los piratas informáticos y los ciberdelincuentes.

Aun así, solo 32% de estas marcas utilizan datos de su plataforma para respaldar o administrar los esfuerzos de seguridad del comercio electrónico (lo que significa que algunas estrategias que ya están implementadas pueden ser erróneas).

Por su parte, IBM Security publicó en su informe anual Cost of a Data Breach Report, que las filtraciones de datos son más costosas y tienen mayor impacto que nunca, con un costo promedio de USD $2.09 millones de dólares en América Latina, un aumento de 15% con respecto a lo estimado solo un año antes.

Por todo esto, Sana Commerce contempla 4 consejos básicos para mejorar la seguridad en el comercio electrónico y, con ello, aportar a sus estrategias para distinguirse de otras organizaciones ante un panorama competitivo:

Priorizar la confianza de los clientes. Datos recientes indican que la confianza de los consumidores en una empresa que vende en línea está fuertemente influenciada por la percepción de qué tan bien la empresa maneja y prioriza la privacidad de los datos de sus clientes. Proteger los datos del negocio y los clientes no es solo una protección contra la pérdida de ingresos; también es un medio para establecer la confianza entre los clientes actuales y potenciales.

Mantener la movilidad como prioridad. Los dispositivos móviles se han arraigado desde la comunicación hasta el comercio y la realización de tareas diarias. Desde hace años, también ha sido una vía a través de la cual los piratas informáticos pueden atacar con mayor facilidad, gracias a la falta de seguridad en torno a las redes Wi-Fi, los dispositivos obsoletos y más.

“A medida que el comercio omnicanal continúa afianzándose, todas las empresas deben seguir considerando cómo se pueden adaptar las estrategias de seguridad a los casos de uso y debilidades específicas del canal y de los dispositivos”, señaló Cas Nieskens, Director General de Sana Commerce.

Hacer que la seguridad forme parte de la estrategia de escalamiento global. Casi dos tercios de las organizaciones B2B en todo el mundo utilizan actualmente (o tienen la intención de utilizar) una plataforma de comercio electrónico para vender internacionalmente, este tipo de apertura puede poner en riesgo la seguridad del comercio electrónico. Dicha preocupación no solo ha seguido aumentando, sino que también ha tenido un impacto en las leyes y regulaciones sobre privacidad de datos en todo el mundo.

Pensar en el futuro. La protección de los datos de los clientes es una prioridad importante y la seguridad del comercio electrónico llegó para quedarse. El ecosistema digital se encuentra en constante evolución y los ciberdelincuentes evolucionan a la par de éste por lo que las prácticas de phishing, vishing y smishing de hoy no son las de mañana.

“Mirando aún más hacia el futuro, profesionales de tecnologías de información predicen que, si las marcas no están preparadas, los dispositivos IoT no seguros pueden provocar filtraciones de datos con consecuencias catastróficas para las organizaciones involucradas. La clave para mantenerse al tanto de estas amenazas es tomar medidas que no solo te preparen para las amenazas existentes, sino que también establezcan la protección adecuada para las amenazas inminentes”, concluyó Cas Nieskens.

Related Post