4 maneras de implementar los envios desde la tienda #Marketing

139 0

Hace solo unos años, los comerciantes más progresistas comenzaron a enviar pedidos a través del comercio electrónico y de catálogo por medio de sus tiendas, y a entregar esos pedidos con mercancía procedente de los estantes y trastiendas de sus establecimientos.

Muchos lo hicieron para deshacerse del exceso de inventario. Otros para acelerar la entrega. Algunos más para satisfacer el rápido crecimiento de las ventas en línea sin tener que incrementar su stock.

Balancear los envíos desde la tienda con el servicio al cliente y las responsabilidades de venta se ha vuelto una realidad en la vida de los empleados de las tiendas. La buena noticia es que es posible lograr que los envíos desde la tienda sean una parte sostenible y más rentable de esta nueva dinámica de negocio.

Manhattan Associates ha realizado un análisis de ensayo y error a nivel piloto que ha revelado cuatro métodos para implementar procesos de envío desde la tienda de manera que sea escalable, eficiente para el personal y fácil para los empleados de las tiendas.

1. Preparación y embalaje de lotes habilitados para dispositivos móviles

Los procesos de envío desde la tienda basados en papel crean carga extra de trabajo en los empleados de las tiendas, ya que los aleja de los clientes durante prolongados períodos de tiempo. Al mismo tiempo, las aplicaciones móviles simplistas que procesan un pedido a la vez ocasionan ineficiencias en los flujos de preparación y embalaje. No obstante, si los empleados de las tiendas están equipados con una aplicación móvil que reuna inteligentemente tareas similares de varios pedidos (por ejemplo: todos los artículos solicitados que estén en las vitrinas) y permita que los empleados hagan una pausa y reanuden sus tareas con rapidez, permitira que el personal despache las órdenes con mayor velocidad durante los períodos de inactividad.

2. Despachos basados en tareas y en secuencias espaciales por medio de dispositivos multiusos

Las tareas de envío desde la tienda deben seguir una secuencia lógica y dinámica dependiendo de la disposición de la tienda y de la ubicación del inventario. De hecho, los dispositivos de los empleados de las tiendas deberían ser su GPS virtual que los dirija por la ruta más eficiente para preparar los pedidos de envío desde la tienda. Esto es particularmente importante en las tiendas departamentales de gran magnitud, donde los múltiples pedidos de los clientes llevan a los empleados a distintos puntos y hasta los últimos rincones de la tienda.

3. Reglas comerciales adaptables que rijan el flujo de los pedidos y la disponibilidad del inventario

Desde la perspectiva administrativa, las operaciones eficientes de envío desde la tienda requieren de un sistema de gestión de pedidos empresariales que permita una visión de 360 grados del inventario, el control de todos los pedidos de cliente en ruta y el entendimiento matizado de las reglas de despacho comercial. Un sistema de gestión de pedidos con esas capacidades ayuda a los comerciantes a determinar:

  • Si los pedidos se deben enviar a las tiendas más grandes o a las más pequeñas con menos tráfico de clientes.
  • Las horas del día y los días de la semana que ofrezcan mayor disponibilidad de los empleados de las tiendas.
  • Qué tiendas tienen el espacio, el equipo y el personal capacitado para hacer frente a ciertas necesidades, como los servicios de valor agregado (envoltura de obsequios) y el embalaje especial.
  • Hacia dónde no enviar pedidos de envío desde la tienda debido a que pudiera interferir con las promociones a nivel piso de venta o con las ventas efectivas de un sku específico.
  • Qué tiendas tienen mayor probabilidad de caer en cadencia de rebajas debido al exceso de existencias de un artículo en particular.

4. Mayor precisión y mejor gestión del inventario La visibilidad no es lo mismo que la disponibilidad.

Los comerciantes necesitan certeza sobre la disponibilidad del inventario designado para despachar pedidos desde la tienda. Esto es importante a fin de evitar retrasos y cancelaciones en los pedidos, y esencial para mejorar la asignación continua del inventario. Por ejemplo: si en la tienda se sabe en qué momento llegará el inventario y se pueden hacer ventas en base a ese inventario, resulta más eficiente y práctico tomar la mercancía del camión y prepararla para su envío, que prepararla, embalarla y envíarla que ya esté en el piso de venta.

Las personas, los procesos y la tecnología móvil trabajan mejor en conjunto.

Las operaciones de envío desde la tienda que conectan empleados, procesos y dispositivos móviles en armonía prometen ser la nueva normalidad en las ventas de retail de omni-canal. Con cierta colaboración y la optimización de los procesos operativos estandarizados, los envíos desde la tienda se pueden hacer con eficiencia y generar mayores ingresos netos.

Related Post