5 históricas apuestas que no creerás que sucedieron #Marketing

308 0

Por diversión alguna vez hemos hecho algún tipo de apuesta. Ya sea teñirse el cabello o invitar el desayuno, los pequeños retos hacen más emocionante la vida. Pero hay personas que llevan estos desafíos a otro nivel. Estas son cinco personas que le dieron otro significado a la palabra apuesta. 

1.-¿No me crees? Thomas Fitzpatrick fue un piloto estadounidense que sirvió durante la Segunda Guerra Mundial. En un bar se le provocó para volar desde New Jersey hasta Nueva York. Robó un avión de la Escuela de Aeronáutica de Teterboro y lo aterrizó en la avenida St. Nicholas. Dos años después, repitió la misma hazaña porque el jefe del bar no le creyó que lo había hecho la primera vez. 

2.- Huevos verdes con jamón. Este es el título de un popular cuento del Dr. Seuss. El famoso editor Bennett Cerf retó a Seuss a crear un libro sin exceder el uso de 50 palabras. El escritor se animó y así se originó “Huevos verdes con jamón”. Se dice que Cerf se rehusó a cumplir su parte del trato después de perder. 

3.- Desnuda en cadena nacional. La presentadora francesa del clima Doria Tillier prometió que si su país clasificaba a la Copa del Mundo de Brasil 2014 se desnudaría en televisión en vivo. Después de que Francia ganó su pase, ella fue a un pequeño pueblo donde colocó una cámara y al paralelo de los gráficos del clima, en un recuadro inferior se mostraba a la ex modelo corriendo como Dios la trajo al mundo. 

4.- Doble o nada. Imagina vender absolutamente todas tus pertenencias (hasta tu ropa) y acudir a un casino para apostarlo de golpe. Para cualquier persona suena como algo de locura, pero no fue así para Ashley Revell. Tras liquidar sus posesiones por un total de $135,300 dólares, viajó al Hotel Plaza en Las Vegas y lo apostó todo por el 7 rojo en la ruleta. Para su suerte, la bola cayó justo en la casilla que eligió, con lo que multiplicó todo su dinero. 

5.- El hombre y sus implantes. ¿Qué harías por cien mil dólares? Brian Zembic tiene la respuesta. Este hombre es un aficionado a todo tipo de desafíos. Un día alguien le comentó que le daría cien mil de los grandes con una sola condición: ponerse implantes de senos. El británico no lo pensó dos veces y de inmediato se sometió a la cirugía estética. 

Related Post