#5G significa grandes cambios para grandes espacios públicos

185 0

Por: Upendra Pingle, Senior Vice President, CommScope

En un mundo en donde la infraestructura de red de las empresas está bajo presión debido a la convergencia de sistemas, los cambios en los requerimientos y el incremento y diversificación de dispositivos conectados, lo mejor para los administradores de tecnologías de la información es tomar decisiones certeras en torno al cableado y la conectividad. Vaya a cualquier lugar público y concurrido y estará rodeado de personas en sus dispositivos móviles. No importa si se trata de un estadio al aire libre de 80,000 asientos, un gran teatro que presenta un concierto, un casino o un gran hotel, encontrará miles de visitantes hablando, enviando mensajes de texto, transmitiendo en vivo y subiendo contenido a las redes sociales en sus dispositivos.

Tal vez se haya preguntado cómo estos grandes lugares tienen la capacidad de admitir tantas conexiones inalámbricas simultáneas de gran ancho de banda. Mucha gente asume que la conectividad interior solo significa Wi-Fi®, y esto es cierto en algunos casos. Sin embargo, los grandes edificios también tienen redes celulares disponibles en el interior, que tienen claras ventajas de rendimiento.

Las redes celulares para interiores, de las cuales el 80% están actualmente habilitadas para 4G/LTE, brindan una autenticación perfecta, seguridad basada en tarjetas SIM y una cobertura más adaptable para espacios interiores y exteriores mixtos. El 4G/LTE para interiores en lugares grandes generalmente se transmite mediante un Sistema de Antenas Distribuidas (DAS) que conecta los controles remotos de la red a una cabecera que se conecta a la red central. Al igual que las generaciones anteriores de tecnología de conectividad, 4G/LTE ha seguido el camino evolutivo tradicional de los celulares.

Generaciones de tecnología celular

A lo largo de aproximadamente una década, el despliegue de la tecnología celular pasa por tres fases. Primero, el nuevo estándar se implementa en las redes que cubren a la mayoría de las personas, las macro-redes al aire libre, donde las antenas, los equipos de radio y otras infraestructuras se actualizan con nuevos equipos.

Luego, el enfoque se traslada al interior de los lugares grandes. Lugares como estadios, aeropuertos, casinos, centros de transporte y similares actualizan sus equipos inalámbricos interiores para admitir la nueva generación de tecnología. Después de eso, se produce la densificación de la red para la expansión y optimización de la capacidad. Los años finales del ciclo también verán un interés y una planificación crecientes para la próxima generación de tecnología celular, y el ciclo comienza de nuevo.

Por supuesto, hay desviaciones, pero este patrón general se ha mantenido durante las últimas tres generaciones de tecnología celular. Ahora estamos en la fase de crecimiento en interiores de 5G y se espera que en los próximos años se vean muchos más proyectos de actualización de 5G para sistemas DAS que brindan redes celulares.

5G lo cambia todo

Las implementaciones de 5G pueden proporcionar el aumento en la capacidad múltiple suficiente como para alimentar aplicaciones que consumen mucho ancho de banda. Esta arquitectura de alta densidad que está integrada en 5G DAS desde el primer momento; no solo proporciona una canalización masiva para tweets, streaming, selfies y textos de la actualidad, sino que también ofrece el ancho de banda para admitir la próxima generación de aplicaciones más interactivas e inmersivas.

Sin embargo, la ventaja de 5G se extiende mucho más allá de su aumento masivo de ancho de banda. El otro beneficio principal de 5G es su baja latencia, es decir, el tiempo que tarda una señal en llegar a su destino. La latencia 4G/LTE suele rondar los 50 milisegundos (alrededor de 1/20 de segundo). 5G, por otro lado, tiene una latencia que puede acercarse a tan solo 1 milisegundo (1/1000 de segundo). Esto, probablemente, es lo más cercano que veamos a la conectividad en tiempo real durante bastante tiempo.

Related Post