8 tendencias y estrategias de #e-commerce para adoptar en 2023

182 0

El comercio electrónico ha despuntado tanto en estos últimos años, que para 2021 las ventas en México por este medio registraron más de 38 mil millones de dólares, de acuerdo con Statista, cuya proyección en América Latina para el 2025 también va en aumento en más de 20%.

En el último año, a pesar de la inflación, el e-commerce tuvo crecimiento y se consolidó en un contexto post pandemia. Los pronósticos para el 2023 son alentadores y no sólo eso, sino que el comercio en línea también presentará modelos evolutivos que los comercios podrán aprovechar. Ante este escenario, Susana Uribe, Head de Seller Growth de Melonn, empresa latinoamericana enfocada en los e-commerce del futuro, comparte algunas de las tendencias importantes a considerar para realizar estrategias de negocio.

Estrategias de e-commerce para crecer tu negocio en 2023

El e-commerce depende de factores como la tecnología, los hábitos del consumidor, además de las condiciones del mercado. La Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) señala que estos modelos serán una buena forma de crecer tu negocio este año.

Omnicanalidad. El comercio electrónico está lejos de reemplazar al tradicional, de hecho, muchos comercios en línea apuestan por puntos físicos de venta, con el fin de tener más formas de impulsar su negocio y aumentar la atención al cliente.

Sin embargo, la omnicanalidad va más allá de esto y en la actualidad, se apoya del comercio móvil (98% de los mexicanos tiene y usa un dispositivo inteligente, según el Estudio de Venta Online 2022 realizado por la AMVO) por medio de la tienda online, el email marketing, las redes sociales y aplicaciones de mensajería, además de las tiendas físicas, con el fin de fortalecer la relación con el cliente. Este modelo permite tener una experiencia de compra integral y unificada, además de satisfacer las necesidades y preferencias del comprador.

Sostenibilidad. Las opciones sostenibles son una de las demandas y preferencias de los clientes que siguen en aumento este año. Usar materiales reciclados, empaques ecológicos y opciones de envío que sean respetuosas con el medio ambiente, asegurarán la elección de los clientes en tu e-commerce.

Live shopping. Esta estrategia de venta tiene como base una transmisión en vivo por medio de redes sociales o YouTube, con la cual se dan a conocer los productos o servicios, sus características y sus beneficios. Este tipo de estrategia suele ser presentada por influencers que impulsan una marca y es una forma de conectar con la audiencia interesada en lo que se oferta, pero también sirve para interactuar con la comunidad y así iniciar las ventas.

Experiencias personalizadas. La transacción de datos en el e-commerce es lo que permite que los comercios generen experiencias positivas, cuando se hace uso correcto y oportuno de ellos. Conocer al cliente y personalizar las ventas es la mejor estrategia y para lograrlo, los datos en el rastro de navegabilidad son clave. Invertir en análisis de datos es una manera óptima de satisfacer las necesidades de los consumidores, para así llevar a cabo campañas de ofertas, recomendaciones, productos y servicios lo más personalizados posible.

Realidad aumentada e inteligencia artificial. Las tecnologías de realidad aumentada y realidad virtual pueden ser una estrategia novedosa para mejorar la experiencia de compra, pues permiten la visualización de productos o probar funcionalidades.

Por otro lado, la inteligencia artificial ya está siendo utilizada en muchos comercios electrónicos para mejorar la eficiencia y la experiencia del cliente, con automatización, chatbots y análisis predictivos, entre otros.

Modelos de suscripción. Con esta modalidad, los clientes pagan una cuota recurrente para obtener productos o servicios de manera periódica. Esto le abre la puerta al e-commerce para crear experiencias de compra innovadoras, como las cajas de suscripción, los servicios de transmisión o con modelos de entregas recurrentes, que pueden personalizar para cada cliente, además de impulsar la fidelidad de los consumidores.

Seguridad y privacidad mejoradas. Los protocolos de seguridad son primordiales para que las compras se concluyan, por lo que mejorar la seguridad y la protección de los datos del cliente garantizará las ventas. Esto implica invertir en desarrollo de tecnología e infraestructura que permita al ecommerce crecer sin riesgos internos y proteger al cliente ante las crecientes amenazas cibernéticas.

Comercio transfronterizo o crossborder ecommerce. De acuerdo con datos de la AMVO, 70% de los consumidores en México hacen compras en línea a minoristas internacionales, por lo que el comercio transfronterizo es una gran área de oportunidad para las PyMEs y el e-commerce lo hace posible.

El 2023 será un año de crecimiento y consolidación para el comercio electrónico, donde estos modelos y recomendaciones podrán ser aprovechadas por las pymes, para impulsar ventas, mejorar la experiencia de los clientes y generar confianza en los mismos para incentivar el indicador más importante que es la recompra”, concluyó Susana Uribe de Melonn.

Related Post