Acciones para garantizar #clases presenciales seguras

152 0

Los sistemas escolares del país demostraron una creatividad sobrehumana y la determinación de hacer posible el aprendizaje a distancia durante la pandemia. A pesar del esfuerzo hercúleo, el 97% de los educadores creen que los estudiantes han sufrido al menos alguna interrupción en el aprendizaje, y más de la mitad cree que la pérdida fue significativa.

No obstante, las condiciones educativas están por normalizarse pues la Secretaría de Educación Pública (SEP), informó que para este ciclo escolar 2021-2022 han regresado a clases presenciales más de 16 millones de estudiantes en todo el país, más un millón 374 mil 230 trabajadores de la educación y son 156 mil 42 planteles escolares que mantienen actividades presenciales bajo cumplimiento de los protocolos sanitarios y medidas de prevención correspondientes.(1) Y se espera que en noviembre se llegué a la meta del regreso a clases del 100% de todos los alumnos.(1)

En este sentido, antes de la pandemia a causa del COVID-19, los principales administradores escolares entendían que el mantenimiento del entorno físico de su escuela eran un requisito previo para cultivar un entorno educativo productivo. Buscaban abordar cuestiones como:

Absentismo causado por la transmisión del virus SARS-CoV-2.
Distracción causada por la contaminación acústica circundante.
Interferencia de los biorritmos de aprendizaje natural de los niños por cosas como luces del techo..
Sin embargo, ahora temas de bienestar como estos recibirán mayor atención en un mundo posterior a COVID-19. De cara al futuro, la viabilidad de las escuelas depende tanto de la calidad de sus entornos interiores como de su plan de estudios, personal e instalaciones. Para ayudar a los estudiantes y las familias a sentirse bien con el aprendizaje en persona, en este regreso gradual a clases, los administradores escolares deben atender condiciones para demostrar y comunicar lo que están haciendo para cultivar un ambiente interior óptimo. A continuación, se presentan cinco acciones indispensables:

Hacer visible la calidad del aire interior de su escuela (IAQ)

Es fácil saber cuándo el techo tiene goteras o la alfombra está gastada. Sin embargo, el aire que respiramos no es tan evidente. Es humano tener miedo a lo que no puedes ver, y las partículas invisibles en el aire son ladrones de paz para los padres.

“La calidad pobre de aire interior en las escuelas puede afectar la comodidad y la salud de los estudiantes y el personal, que a su vez puede afectar la concentración, la asistencia, y el rendimiento de los estudiantes. Además, si las escuelas se tardan en reaccionar prontamente en cuanto a la calidad pobre del aire, los estudiantes y el personal están a mayor riesgo de sufrir problemas de salud a corto plazo, tales como la fatiga y la náusea, al igual que problemas de salud a largo plazo como el asma.” Comenta Carlos Garcia, director general de Trane México.

Bajo este esquema, un equipo de aire acondicionado desempeña un papel importante cuando se trata de mitigar tales amenazas. La evaluación del rendimiento y la condición de los equipos de aire acondicionado de las escuelas es un primer paso esencial para infundir confianza en la calidad de su aire interior. Un experto certificado en Calidad del Aire interior puede evaluar metódicamente qué tan bien están los sistemas de aire a condicionado de cualquier recinto.

Diluir: asegurándose de que una gran cantidad de aire fresco del exterior diluya la acumulación de contaminantes en el interior mediante una ventilación adecuada.
Extraer: absorber el aire es igualmente importante, especialmente el aire de cocinas, baños y sistemas de combustión.
Contener: mantener los niveles de humedad interior dentro del rango recomendado por ASHRAE maximiza la comodidad de los ocupantes y reduce el riesgo de crecimiento microbiano.
Limpiar: reducir partículas, olores o microorganismos, como moho, bacterias y virus.

A través del monitoreo remoto, se pueden realizar a distancia las evaluaciones de la calidad del aire interior. A menudo, una evaluación revela que un ajuste fino o un simple mantenimiento pueden mejorar significativamente la calidad del aire.

En este sentido, se puede enviar a casa de los niños una nota o un correo electrónico a los padres destacando los hallazgos de la evaluación de su escuela y las acciones tomadas para optimizar la calidad del aire interior. Respirarán mucho más tranquilos sabiendo que se encuentran en un edificio saludable con aire limpio.

Obtener reconocimientos, respaldos o certificados

Las evaluaciones prescriben las acciones necesarias para lograr los mejores estándares y prácticas reconocidas. Los fabricantes de equipos, las asociaciones industriales y las organizaciones de salud invierten en investigación para determinar estándares efectivos de calidad ambiental en interiores. Con base en la acción tomada, muchas de estas organizaciones ofrecen reconocimientos, premios, certificados o respaldos que puede compartir con su comunidad para aumentar su nivel de comodidad.

Adoptar las medidas necesarias para tener clases seguras

Adoptar la tecnología educativa a menudo se considera un motivo de orgullo para un sistema escolar. En un mundo posterior a una pandemia, buscar tecnologías emergentes para abordar los problemas urgentes de calidad del aire interior significa trabajar con un asesor de confianza que lo guíe hacia las opciones adecuadas para los entornos de su escuela.

Por ejemplo, la Secretaria de Salud hace recomendaciones sobre cómo adoptar un enfoque innovador para mejorar la calidad del aire interior y garantizar un ambiente interior sano para los niños. Al mismo tiempo, apoyarse de expertos en el campo de la calidad del aire interior y evaluar las condiciones de los edificios.

Existen nuevas tecnologías, como syntexis de Trane, proveedor líder de sistemas de aire acondicionado y calefacción, que toman el oxígeno y la humedad natural que existe en el aire para crear un peróxido de hidrógeno seco vaporizado que se dispersa dentro de los umbrales de seguridad aceptables en una habitación para reducir de manera continua y significativa la presencia de microbios en el aire y en las superficies. Esta tecnología es amigable para los ocupantes y administradores del edificio y representa un bajo costo de mantenimiento, además de que ayuda a mejorar de manera efectiva la calidad del aire interior en todo el edificio, sin afectar negativamente la eficiencia energética y los costos operativos.

Fomentar el uso de equipos de aire acondicionado en las instalaciones escolares

El destacar el sistema de aire acondicionado en las instalaciones sirve para hacer saber a la comunidad que la salud del edificio de la escuela es importante para los propietarios. Se podrían utilizar las redes sociales, los tableros de anuncios o los eventos de su escuela para perfilar o reconocer a estos héroes anónimos, como los conserjes y el personal de mantenimiento.

Actuar poniendo como prioridad la salud de los ocupantes de los edificios escolares y de acuerdo con uno o más de estos útiles consejos ayudará a aliviar las mentes y los corazones de la comunidad escolar. Para lograrlo, vale la pena apoyarse con expertos quienes pueden brindar algún consejo, conocimiento o ayuda requerida para alguna necesidad específica.

Adicional a esto, el gobierno federal plantea nueve recomendaciones para promover y ayudar a la seguridad, salud e higiene para garantizar clases seguras, responsables y ordenadas:

  • Integrar y activar los Comités Participativos de Salud Escolar (CPSE) en las escuelas de los tipos básico, medio superior y superior, que deberán establecer comunicación con su centro de salud más cercano cuando se requiera.
  • Establecer filtros de salud: en casa, en la entrada de la escuela y en el salón.
  • Lavar las manos con agua y jabón y/o uso de gel antibacterial.
  • Usar el cubrebocas de manera correcta sobre nariz y boca.
  • Mantener la sana distancia.
  • Dar mayor uso a los espacios abiertos.
  • Suspender cualquier tipo de ceremonias o reuniones que concentren a la comunidad escolar.
  • Avisar inmediatamente a las autoridades competentes en caso de que se detecte o se sospeche que alguna persona presente algún signo o síntoma respiratorio relacionado con el virus SARS-CoV-2.
  • Procurar entre las y los educandos y docentes apoyo socioemocional y promover, entre otros, el curso en línea de SEP-SALUD “Retorno Seguro”, en climss.imss.gob.mx.(2)

Related Post