APARECE UN #OASIS EN INTERLOMAS

74 0
Ante la nueva normalidad que trajo consigo cambios socioeconómicos y culturales, además del crecimiento exponencial de la población, es necesario contar con espacios que garanticen las mejores condiciones de habitabilidad para sus residentes. Puesto que en México el 76% de la población no cuenta con áreas verdes cerca de su domicilio1, arquitectos y diseñadores tienen el reto de imaginar y dar vida a nuevos espacios que permitan la conexión entre la arquitectura, la naturaleza y las personas, por ello, Manigua propone un refugio exótico de bienestar sofisticado en interlomas, un nuevo oasis urbano.
Manigua, nombre de origen taíno (un grupo étnico del Caribe), identifica al conjunto espeso de flora que se reúne en un bosque tropical impenetrable. Tal como su nombre lo indica, este impresionante desarrollo residencial es un oasis urbano, dotado de 40,000 metros cuadrados de áreas verdes en los que es posible lograr una profunda conexión con la naturaleza a través de un concepto arquitectónico contemporáneo versátil.
Con el respaldo de Grupo Eco, compañía inmobiliaria con 40 años de trayectoria, y responsable del diseño y desarrollo de hoteles, como el más reciente Sofitel Mexico City Reforma, Manigua busca responder a las necesidades de espacios que fomenten una mejor calidad y estilo de vida sin dejar de lado características como accesibilidad, flexibilidad, diseño, conectividad, desarrollo comunitario y construcción ecológica para los residentes de una de las zonas con más plusvalía de los últimos años en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México.

Pedro Bodegas, arquitecto de Grupo Eco resaltó que la infraestructura del lugar fue un trabajo conjunto con destacadas compañías para darle vida a Manigua. CADENA+ASOC, CONCEPT DESIGN y ESRAWE, “trabajaron con nosotros para construir un hábitat auténtico que posee una relación natural entre el diseño interior, la arquitectura y el paisaje, lo cual se muestra en sus dos torres, Serena y Vitalia, así como Batey, la increíble casa club en la que se dispondrán más de 40 amenidades, así como las áreas verdes que permitirán el desarrollo social de nuestros residentes”.
En los últimos años se ha comprobado que las zonas verdes urbanas reducen el impacto en el cambio climático y benefician el desarrollo sostenible de ciudades y comunidades, “en Manigua buscamos que a partir de las áreas verdes se cree comunidad, esperamos que los residentes puedan mantener un bienestar psicológico y garantizar la posibilidad de desarrollar actividad física: caminar,  correr, circular en bicicleta, jugar en nuestras canchas y realizar actividades como yoga o incluso disfrutar de un espacio verde en el cual hacer home office” indicó Pedro Bodegas, arquitecto de Grupo Eco.
Las dos torres que conforman este desarrollo representan los estados de la naturaleza, Serena evoca la madurez y la calma que tiene la naturaleza en reposo y se demuestra en su estética sofisticada y elegante con una gama cromática basada en colores sobrios; Vitalia representa el momento de acción y la frescura de la búsqueda del cambio con un estilo juvenil-fresco y una gama cromática orientada a la calidez.
“En GRUPO ECO nos enorgullece presentar este concepto de hábitat, buscamos que nuestros residentes e inversores se sientan parte de la ciudad sin olvidar las raíces de la naturaleza, aquella que pueda brindarles abrigo, descanso y un refugio que despierte sus sentidos, es por eso que al desarrollar este oasis urbano pensamos en todos los detalles que fusionan lo sofisticado, el lujo y la naturaleza y que ayude a nuestros residentes a  sentirse seguros, tranquilos y en conexión con su entorno” afirmó Bodegas de Grupo Eco.
Quienes buscan un lugar para vivir, así como un refugio natural, encontrarán en Manigua la mejor opción para conectar con la naturaleza sin dejar de lado el confort, modernidad y variedad que brinda la ciudad. A través de su página web https://manigua.mx/#home  es posible consultar todos los detalles para formar parte de la comunidad de este nuevo oasis urbano que pretende elevar el nivel y calidad de vida de sus residentes.
Es necesario reconocer que la nueva normalidad trajo consigo nuevos niveles de estrés y otros problemas de salud mental y física que se reducen al contar con un espacio al aire libre, ya sea un parque, un jardín, un balcón o rooftop en donde despejar la mente; “esperamos que este sea el principio de nuevos modelos de urbanización que busquen el equilibrio con la naturaleza, a través de áreas verdes, para garantizar no solo el bienestar del ambiente sino también el bienestar físico y psicológico de los residentes, que forma parte de una mejor calidad de vida” finalizó el arquitecto Pedro Bodegas de Grupo Eco.

Related Post