Así es como las líderes en la industria de #mobilegrowth rompen el techo de cristal

202 0

Maru Barrios, Eloísa Rodríguez, Marcela González, Carola Aliaga y Fernanda Faria, ocupan puestos de liderazgo internacional en Rocket Lab, compañía de soluciones integrales en mobile growth. Desde diferentes áreas de la empresa, ellas demuestran que su talento impacta en el éxito del negocio e impulsan activamente la integración y desarrollo profesional de más mujeres dentro y fuera de la compañía.

La paridad de género se alcanzará dentro de 131 años, es decir, hasta el año 2154 si se mantiene el ritmo actual en la reducción de la brecha de género. En solo dos años, la pandemia provocó un retraso de 32 años más, de acuerdo a datos del reporte Global Gender Gap del World Economic Forum. Esto significa que las mujeres adultas, sus hijas y sus nietas no vivirán un futuro parejo, por ello es urgente que las empresas disruptivas lo sean no solo en su industria, sino también en la sociedad y aceleren el paso para lograr un panorama mejor.

Las compañías de tecnología con más mujeres en puestos altos y directivos, tienen 15 por ciento más de probabilidades de tener mejores resultados y alcanzar destacados beneficios financieros, como altos índices del ROI. Incluso, tener equipos ejecutivos con mayor diversidad aumenta 33 por ciento las probabilidades de lograr una rentabilidad superior, según datos de Mckinsey 2022.

Además, tiene un impacto exponencial en el bienestar social y familiar, pues mejora la seguridad económica y crea una mayor corresponsabilidad en las tareas de cuidado, al tiempo que evita sesgos en los productos y servicios de los negocios.

Por lo anterior, Rocket Lab comparte la visión de 5 mujeres que encabezan departamentos internacionales y llevan a cabo acciones para impulsar la participación y el crecimiento de más mujeres:

1. El área de RRHH como la herramienta estratégica de los negocios para la atracción de talento femenino

De acuerdo a la Dra. Maru  Barrios, Chief People Officer en Rocket Lab, desde hace tiempo el área de Recursos Humanos dejó de tener un rol exclusivamente administrativo para convertirse en un socio estratégico que facilita el alcance de los resultados de negocio. Desde este enfoque, sus iniciativas deben impactar considerablemente, no sólo en el logro de los objetivos, sino convertirse en el vehículo de bienestar, desarrollo y dignidad y, por supuesto, de inclusión de las mujeres. Por lo tanto, es necesario que desde esta área se construya una cultura empresarial inclusiva y diversa, así como establecer acciones que permitan a las mujeres ingresar al mundo del marketing digital, a través de la conciliación laboral y con equidad.

“En Rocket Lab adoptamos una visión humanista, es decir, el ambiente y las condiciones del trabajo están centradas en la persona. Ejemplos de esto es que, siendo una startup, más del 15 por ciento de nuestros colaboradores son parte del área de People, equipo que entre otras cosas, gestiona más de 15 programas de desarrollo personal y de carrera, y cuatro plataformas que miden el bienestar y la satisfacción de nuestros colaboradores, con un robusto programa de inteligencia emocional, liderazgo y desarrollo de carrera”, comentó Barrios.

2. Mecanismos para alcanzar posiciones directivas de acuerdo a competencias y resultados

“Rocket Lab es una empresa disruptiva, por lo tanto su cultura organizacional también lo es: no existen barreras que impidan la promoción de las mujeres y su acceso a posiciones directivas”, explicó Carola Aliaga, Sales Director LATAM en Rocket Lab, y agregó “la participación de las mujeres es reconocida y recompensada. En mi caso me ha permitido escalar en función de mi trayectoria y resultados. Al no existir brechas salariales y contar con mecanismos de promoción del personal basados en el desempeño, se ha garantizado la permanencia del talento femenino, con un plan de carrera y salarios competitivos.”

3- Abrir espacios de crecimiento personal y fortalecer los lazos entre las mujeres dentro de la misma empresa.

“Rocket Lab brinda diferentes herramientas para impulsar nuestro desarrollo profesional y personal. Internamente, existe un taller llamado Círculo de Mujeres Poderosas – basado en inteligencia emocional y dirigido a todas las mujeres que trabajan en Rocket – el programa está enfocado en facilitar competencias para que las mujeres puedan empoderarse en su vida. Esta experiencia genera sororidad y fuertes vínculos personales entre las participantes”, explicó Eloisa Rodriguez, Director of Global Partnerships en Rocket Lab.

4- Crear redes de colaboración e incentivar la proyección externa

La naturaleza del negocio (B2B) de Rocket Lab abre una gran oportunidad, pues les permite conocer e interactuar con un sin fin de mujeres profesionales de muchas industrias y compañías tecnológicas. “Fue así que creamos un encuentro único que llamamos “Women’s Lab” cuyo objetivo es construir un puente entre todas  las mujeres dentro de este ecosistema. Este proyecto reúne a líderes de todos los perfiles para que compartan en un espacio seguro experiencias, apoyo, coaching y networking. Creemos que es indispensable contar con una red de apoyo donde Rocket Lab funge como ese ‘conector’ entre mujeres para impulsarse una a otra,” comentó Marcela Gonzalez, Marketing Vice President Rocket Lab.

Externamente, Rocket Lab incentiva la participación de las mujeres en eventos internacionales para representar a la empresa en la industria y crear conexiones con grandes referentes, con lo que amplían su conocimientos, perspectivas y alimentan su propia red de contactos.

5- Cuidar la salud mental y romper con estereotipos sexistas

Fernanda Faria, Directora de Customer Success en Brasil, compartió que “con la puesta en marcha de actividades y talleres de inteligencia emocional dentro de los grupos de trabajo, he logrado manejar de forma más efectiva el estrés y ansiedad laboral además de contar con mejores estrategias de adaptación y una mayor capacidad de resiliencia en el trabajo”.

Durante mucho tiempo creí en la idea sexista de que un director de área ideal era una persona directa, persuasiva y firme, mientras que la mujer ideal era delicada, dulce y comprensiva. Combinar estos dos conceptos en mi cabeza no funcionó, y como fui una de las pocas mujeres en la mayoría de las empresas en las que colaboré, terminé tratando de ser alguien que no era. Ahora, veo que esos conceptos sexistas se desmoronan dentro de la industria y estoy contenta y agradecida de estar rodeada de mujeres inspiradoras en Rocket Lab y entre nuestras clientas, quienes demuestran que es posible ser efectivo siendo quien eres, añadió Faria.

Las directivas de Rocket Lab comparten estos insights con el fin de inspirar a las adtech, startups y empresas dedicadas al marketing digital, a cerrar brechas ahora, no en décadas y así abrir el camino para más mujeres en esta industria.

Related Post

Verified by MonsterInsights