AstraZeneca probará un componente de la vacuna rusa Sputnik V en los ensayos clínicos de su propia #vacuna contra el coronavirus

410 0

Después de que los resultados preliminares de los ensayos clínicos de la vacuna Sputnik V hayan mostrado una eficacia superior al 90%, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, el fondo soberano de Rusia) y el Instituto Gamaleya ofrecieron, el pasado 23 de noviembre, el uso de uno de los dos componentes (vectores adenovirales humanos) de la vacuna Sputnik V a AstraZeneca para que ésta los use en sus propios ensayos clínicos.

AstraZeneca aceptó la propuesta de RDIF y, antes del fin de 2020, empezará ensayos clínicos de su vacuna en combinación con el vector adenovirus humano del tipo Ad26 de la vacuna Sputnik V. Esta investigación permitirá a los científicos de AstraZeneca estudiar la posibilidad de aumentar la eficacia de su vacuna gracias a la aplicación de este enfoque combinado.

Sputnik V es una de las vacunas más eficaces y seguras del mundo gracias a su tecnología única que combina dos vectores adenovirales humanos diferentes para lograr una respuesta inmune más potente y duradera, en comparación con otras vacunas que usan el mismo componente para dos inoculaciones[1].

Esta metodología con dos vectores adenovirales diferentes, para una inmunización primaria y una de refuerzo, es un descubrimiento único y revolucionario de los científicos del Centro Gamaleya. Permite evitar la reacción inmune al primer vector, que se forma tras la primera inmunización, y por lo tanto aumentar la eficacia y generar inmunidad a largo plazo. Entre las vacunas líderes contra el COVID-19, la vacuna Sputnik V es la única en usar tecnología de doble vector.

El ofrecimiento de RDIF a AstraZeneca es un ejemplo de enfoque proactivo de Rusia: no solo ha creado una de las  vacunas más eficaces hasta la fecha contra el coronavirus, sino que también está dispuesta a compartir los vectores de la vacuna Sputnik V con aquellos dispuestos a usar la tecnología de doble vector.

Kirill Dmitriev, director ejecutivo del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), comentó:

“Este ejemplo único de cooperación entre científicos de países diferentes en la lucha conjunta contra el coronavirus jugará un papel clave en la victoria final sobre la pandemia a nivel global. La vacuna rusa Sputnik V ya está, hoy en día, salvando vidas en Rusia a través del programa de vacunación a gran escala. La decisión de AstraZeneca de llevar a cabo ensayos clínicos usando uno de los dos vectores de la vacuna Sputnik V, con tal de incrementar la eficacia de su propia vacuna, es un importante paso adelante en la unificación de esfuerzos para combatir la pandemia. Celebramos el principio de esta nueva etapa de cooperación entre productores de vacunas. Estamos determinados a desarrollar esta colaboración en el futuro y empezar la producción conjunta una vez la nueva vacuna haya demostrado su eficacia en el transcurso de los ensayos clínicos. Esperamos que otros productores de vacunas sigan este ejemplo.

Related Post