Aulas del mañana en Latinoamérica #Tecnologia

128 0

En el marco del XVIII Congreso CTI-FIMPES, que se llevó a cabo del 29 de mayo al 1 de junio en la ciudad de Guadalajara, Panduit, empresa especializada en soluciones TI, dará a conocer las tendencias en infraestructura para implementar tecnología en la academia. Además, dará las pautas a LATAM para introducirse en el mundo de centros educativos inteligentes. Se espera que para el año 2020 la mayoría de las instituciones de nivel superior de la región, cuenten con una red inalámbrica que cubra todo el plantel y a su vez admita que cada estudiante y docente se mantenga conectado hasta en siete dispositivos de manera simultánea.
 
Según estimaciones de EdTechXGlobal, el mercado mundial de tecnología educativa podría alcanzar un valor anual de 252.000 millones de dólares en 2020, con sólo el 2% del mercado educativo que hoy está digitalizado. Actualmente la mayor parte de las TICs adaptadas a la enseñanza se encuentran en Norteamérica y Europa donde se han impulsado los procesos de digitalización a fin de generar modelos innovadores como el e-Learning y m-Learning. Respecto a los países latinoamericanos, la inversión en tecnología de la academia se ha convertido en un tema presente en las agendas gubernamentales y de la iniciativa privada. 
 
“México y Colombia son algunos de los países que ya cuentan con instituciones que han migrado su infraestructura para digitalizar sus campus. En Latinoamérica hay un interés por adoptar las nuevas tecnologías en sus centros educativos. Las aulas digitales ya son una realidad. Actualmente, uno de los requerimientos básicos de los estudiantes es acceder a una red inalámbrica en todas las instalaciones del campus donde estudian, además de contar con un modelo pedagógico completamente interactivo, ya que de acuerdo con cifras de Talentlsm, los estudiantes recuerdan el 90% de lo que aprenden al hacer o simular, tan solo el 10% lo aprenden al leer y el 20% al escuchar”, asegura Juan Pablo Borray, Business Development Manager LATAM de Panduit.
 
De acuerdo con Panduit, una de los requerimientos de las universidades para crear aulas digitales es actualizar sus redes de conexión y contar con una infraestructura más robusta que les permita soportar los nuevos dispositivos tecnológicos los cuales convergerán en la misma red.
 
“Anteriormente las redes se pensaban para conectar un ordenador por persona. Hoy existen dispositivos de VR, impresión 3D, cámaras de seguridad, sensores para medir variables e incluso digital ceilings que requieren estar conectados simultáneamente a la misma red. En este sentido, las redes anteriores se vuelven obsoletas y es necesario acudir a una actualización. Existe en el mercado, incluso, la tecnología Power Over Ethernet que permite no sólo conectar los dispositivos a la red, sino proveer energía eléctrica a los mismos, pero para ello debe existir toda una infraestructura de cableado que genere el buen funcionamiento de los dispositivos”, puntualiza Borray.
 
Un informe de la Universidad Oberta de Cataluña (UOC), indica que el 50% de las universidades podrían desaparecer si no se adaptan a los nuevos procesos y dinámicas tecnológicas. Además, señala que 87% de los estudiantes se conecta al menos una vez al año a la red wi-fi de la universidad, y cada vez son más (casi la mitad) los alumnos que han valorado realizar un curso online.

 

La tecnología ofrece cada vez más posibilidades al sector educativo para satisfacer las necesidades de estudiantes, profesores, autoridades escolares y padres de familia, y a su vez sumergirlos en una experiencia del total de conectividad.
Como parte de las actividades de Panduit para conectar con su audiencia, el pasado 30 de mayo presentó el XVIII Congreso CTI-FIMPES en la Universidad Panamericana de Guadalajara, Jalisco, en México. La compañía expusó, a través del Dr. Christopher Hooton -Académico experto del instituto de Política Pública de la Universidad George Washington-, una conferencia sobre “El Papel de la Tecnología en la Investigación y la Enseñanza”.

Related Post