Aumenta 10% arrendamiento de vehículos en el país #Negocios

78 0

El leasing vehicular fue uno de los esquemas financieros que registró un significativo crecimiento para la adquisición de vehículos en México durante el 2019. De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Arrendadoras de Vehículos (AMAVe), éste corresponde a poco más del 10 por ciento; incremento que contrasta con la caída en la venta de vehículos en el país, el cual acumula su tercer año a la baja.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) indicó, junto al INEGI, que la caída en la venta de vehículos correspondió al 7.7 por ciento para el cierre del 2019, habiéndose colocado 1,317,727 unidades en el país; 109,199 menos que en el 2018.

A pesar de ello, la industria del arrendamiento presentó números favorables. Según un estudio de la consultora Euromonitor International, los pronósticos de ventas para este sector en México se estimaron en 6 mil 497 millones de pesos hacia el cierre del 2019, con una proyección de alcance a los 7 mil 659 millones de pesos a finales del 2023.

Mientras tanto, TIP México, empresa líder en arrendamiento de transporte, autos y administración de flota, informó un crecimiento sostenido, tanto en su línea TIP Tráiler , enfocada en ofrecer esquemas de arrendamiento para vehículos de carga, como en TIP Auto , línea especializada en arrendamiento de vehículos ligeros de cualquier marca.

“Como empresa o Persona Física con Actividad Empresarial, es muy importante generar una estrategia de movilidad para asegurar la participación y crecimiento en el mercado, por ello, en TIP México ofrecemos soluciones integrales de arrendamiento vehicular que favorecen estrategias fiscales, operativas y administrativas  a la medida de las necesidades de nuestros clientes, eso es lo que les ha gustado y funcionado.” Declaró Mauricio Medina, CEO de TIP México.

El notable crecimiento de este sector en nuestro país es reflejo de una tendencia hacia la optimización de los recursos en las empresas, que pretenden invertir sin endeudarse o descapitalizarse, al tiempo que echan mano de los servicios de valor agregado que acompañan al leasing vehicular, tales como la administración de flota, la telemetría y los beneficios fiscales.

Related Post