Aumentan ciberataques en sectores empresariales e industriales que habían estado fuera del alcance de los #cibercriminales

364 0

por Víctor Ruiz, fundador de SILIKN y mentor del Centro de Ciberseguridad 05000

La pandemia por COVID-19 trajo nuevos retos para las empresas, pero uno significativo ha sido el incremento de los ciberataques contra las organizaciones.

Lo que ha sido preocupante es que algunos sectores empresariales e industriales que prácticamente habían estado fuera del alcance de los ciberatacantes, durante la pandemia presenciaron un gran crecimiento de las amenazas y vulneraciones en su contra.

De acuerdo con la unidad de investigación de SILIKN, en 2020, se presentaron múltiples ciberataques que dieron como resultado filtraciones de datos de sectores como construcción, entretenimiento, servicios públicos, alimentos y bebidas y agricultura.

Los ataques contra estos sectores — tomando en consideración pequeñas, medianas y grandes empresas, mexicanas y extranjeras, con operaciones en Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco, Puebla, Veracruz, Sonora, Coahuila, Campeche, Guanajuato, Yucatán, Querétaro y Estado de México — aumentaron en un promedio 272.5% en comparación con 2019.

El análisis señaló un aumento del 233.3% en los ataques dirigidos al sector de servicios públicos, incluyendo sistemas eléctricos, sistemas hidráulicos y otras áreas de infraestructura crítica. En mayo de 2021, el número de vulneraciones en este sector ya habían superado todo 2020 en un 22.5%.

Un punto a señalar es que el aumento de los ataques y las vulneraciones se ha producido en el contexto de los cambios en los entornos laborales causados por la pandemia de COVID-19.

Otro aspecto igualmente preocupante es que los ciberdelincuentes continuaron atacando a organizaciones en sectores que suelen ser víctimas, como los servicios financieros, la salud y la educación. Aun así, el aumento de las vulneraciones dentro de los sectores de alimentos y bebidas, servicios públicos, construcción, entretenimiento y agricultura mostró que los ciberataques se han vuelto más amplios y profundos.

Según el análisis de la unidad de investigación de SILIKN se espera que esta tendencia continúe durante el resto de 2021, pero a medida que los empleados regresen a las oficinas — a finales de 2021 y en 2022, con más sistemas de seguridad y monitoreo, la tendencia debería revertirse y, haciendo fuertes inversiones en capacitación en temas de ciberseguridad para los empleados y con la tecnología actualizada, debería bajar aún más.

Related Post