Aumentan la inversión en RegTech #Negocios

159 0

De acuerdo con una encuesta conjunta de SWIFT y Dow Jones Riesgo y Cumplimento, una gran mayoría de los profesionales en Prevención de Lavado de Dinero (75%) cree que el actual panorama geopolítico presenta nuevos riesgos y desafíos para prevenir los delitos financieros en sus organizaciones.

Para afrontar estos riesgos, más de la mitad de los encuestados (54 %) planean aumentar su inversión en RegTech en los próximos tres a cinco años, ya que la mayoría (59 %) asegura que la tecnología ha mejorado la capacidad de su empresa para hacer frente a los requerimientos en prevención de lavado de dinero, conocimiento del cliente (KYC, por sus siglas en inglés) y Sanciones.

La encuesta anual, que se compone de las respuestas de más de 500 profesionales en todo el mundo en materia de Cumplimiento y Prevención de Lavado de Dinero, evalúa el entorno regulatorio actual y el impacto de la nueva normativa en los departamentos de cumplimiento de los bancos internacionales y regionales.

Joel Lange, director general de Dow Jones Riesgo y Cumplimiento, señaló: “El cambiante entorno geopolítico ha creado un nivel adicional de complejidad en el combate contra el delito financiero en todo el mundo. Dado que el panorama político y económico continúa impactando en el comercio internacional, la protección de datos y la cooperación tributaria, la necesidad de una mayor transparencia y un intercambio más eficaz de información a través de las fronteras es ahora más importante que nunca”.

Los equipos de cumplimiento se esfuerzan para hacer frente a las normativas

A medida que los riesgos del delito financiero continúan evolucionando, las expectativas regulatorias representan el mayor desafío para los encuestados (69 %), seguidos por preocupaciones acerca del mayor cumplimiento de la normativa vigente (50 %) y la necesidad de entender la normativa fuera de su jurisdicción de procedencia (42 %).

Más del 70 % de los encuestados citan que las regulaciones específicas, como las Normas del OFAC[1] y la UE 50 %, así como la Norma CDD de FinCEN[2] (ambas nuevas en la encuesta de 2017), contribuyen al aumento de la carga de trabajo de los departamentos de cumplimiento. Más de la mitad de los encuestados afirman que FATCA[3] y la Cuarta Directriz[4] en lavado de dinero de la UE son regulaciones que se suman a las cargas de trabajo existentes.

“La tecnología puede desempeñar un papel clave en el aporte de nuevas capacidades y mejoras que logran un equilibrio entre la prevención de actividad delictiva, el cumplimiento de los requisitos normativos y en el control de los costos”, dijo Fedra Ware, líder de la Práctica de Servicios de Cumplimiento de SWIFT Américas. “Las soluciones de cumplimiento de delitos financieros más sofisticadas ayudan a mitigar los riesgos y aumentar la eficiencia de varias maneras, desde la gestión de las cargas de trabajo hasta la automatización del seguimiento de los pagos y la detección de falsos positivos, permitiendo a los equipos de cumplimiento enfocarse en las labores referentes a políticas estratégicas de riesgo y prevención de delitos financieros”.

Preocupaciones en prevención de delitos financieros (AML, por sus siglas en inglés) en el foco

La encuesta señaló que el mayor desafío en prevención de delitos financieros que enfrentan actualmente las organizaciones es contar con suficiente personal capacitado (57 %), seguido por la dependencia a tecnologías obsoletas (48 %).

Históricamente, la mayoría de las instituciones gestionan sus actividades antifraude y de prevención del delito financiero por separado, sin embargo, los datos muestran un aumento (66 %) respecto al año anterior (59 %) de departamentos en prevención de delito financiero que manejan la detección y prevención del fraude. En materia de gestión del fraude y datos de riesgo (90 %) continúan siendo la fuente de información más relevante, seguidos por tipologías de delitos (75%) y noticias (70%).

[1] La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento de Hacienda de los Estados Unidos (OFAC) emitió la Norma del 50 por ciento, que proporciona directrices sobre las empresas que tratan con entidades cuyo el 50 por ciento o más, en total, pertenecen a más de una persona bloqueada. 

[2] La Norma de Debida Diligencia del Cliente (CDD) de la Red de Cumplimiento de los Delitos Financieros (FinCEN) proporciona un marco de debida diligencia del cliente destinado a promover reglas de juego más equitativas a través y dentro de los sectores financieros.

[3] La Ley de cumplimiento fiscal de las cuentas extranjeras (FATCA) exige que las entidades extranjeras informen sobre los activos en el extranjero de sus titulares de cuentas estadounidenses o que están sujetas a retención sobre pagos retenibles.

[4] La Cuarta Directiva en materia de prevención de lavado de dinero de la UE (AMLD-IV) exige que los estados miembros de la Unión Europea actualicen sus respectivas leyes sobre prevención de lavado de dinero y que incorporen los nuevos requisitos en la legislación local, a más tardar, el 26 de junio de 2017.

Related Post