¿Aún no conoces lo que los #cobots pueden hacer por tu negocio en 2021?

158 0

Por Manuel A. Sordo, General Manager para Latinoamérica de Universal Robots

En muchos sentidos, los cobots son la versión de hardware de la inteligencia aumentada de la que hablamos en el mundo del software. En lugar de reemplazar a los humanos con contrapartes autónomas, los cobots aumentan y mejoran las capacidades humanas con súper fuerza, precisión y capacidades de datos para que puedan hacer más y brindar más valor a la organización.

Impulsados y desarrollados por Universal Robots, los cobots han aumentado su presencia en entornos industriales tanto grandes como pequeños.

Los cobots también se entrenan de manera diferente a los robots industriales tradicionales. En lugar de programarse para un conjunto específico de pasos utilizando herramientas de programación, muchos cobots son entrenados por humanos que manipulan los brazos y entrenan con el ejemplo.

Los humanos controlan el cobot moviéndolo físicamente, con el cobot recordando los pasos y quizás incluso el objetivo final de lo que se está logrando, y luego repite esos pasos, optimizándolos para lograr resultados cada vez mejores.

Ampliando la aplicación de cobots

Hay algunas implicaciones realmente interesantes del término y concepto de cobot. Desde una perspectiva técnica, es interesante que incluso en aplicaciones industriales pesadas donde los robots tradicionales no colaborativos se han utilizado durante décadas, los cobots están experimentando una creciente adopción.

Está claro que hay una variedad de tareas de automatización e inteligencia que anteriormente no podían ser abordadas por peligrosos para interactuar con robots, que ahora se pueden automatizar de manera inteligente con soluciones robóticas colaborativas. Si los adoptantes robóticos incondicionales como las soluciones automotrices e industriales pueden encontrar usos para los cobots, seguramente las industrias más suaves de fabricación, logística, cadena de suministro, almacén y tal vez incluso minoristas y consumidores pueden encontrar una variedad de casos de uso de cobot.

Más importante aún, todo el concepto del cobot es su cooperación y capacidad para trabajar muy cerca de los humanos. Estos cobots están destinados a aumentar lo que hacen los humanos, para hacer que los humanos sean más efectivos, eficientes y mejorados. De hecho, si la vieja robótica se centró en las 4 D, entonces puede pensar que los cobots se centran en la eficiencia, la eficacia y la mejora.

Dado que los cobots están destinados a ayudar a los humanos a hacer mejor su trabajo y no a reemplazarlos, no es de extrañar que la aceptación y el entusiasmo humanos por trabajar con cobots sean altos. Las empresas ven una adopción mucho mayor con los cobots que trabajan junto con los humanos que con los robots que están destinados a reemplazar sus actividades. Muchos ven el término “robot” como algo aterrador, con un agradecimiento a Čapek por desatar nuestros miedos, pero el término “cobot” es más reconfortante y amigable.

Cambiar una industria cambiando la terminología

A veces, todo lo que se necesita para lograr nuevos resultados y los beneficios es cambiar la terminología que se utiliza. La terminología afecta muchos aspectos de la adopción de tecnología: cómo la gente percibe su lugar en el mercado, quién es su competencia, cómo se puede aplicar la tecnología, qué inquietudes y problemas pueden surgir e incluso aspectos como el precio y la complejidad de la implementación.

En cambio, si llama a un automóvil transportador de personas, es posible que tenga una opinión diferente sobre para qué se utiliza el automóvil, qué alternativas al automóvil hay y quizás cuántas personas pueden caber en él. Si llama a un autobús un vehículo para varias personas, su impresión de lo que es un autobús cambia.

De manera similar, el uso del término “robot” podría no ser adecuado para todas las aplicaciones autónomas o inteligentes. El simple hecho de llamar robot a algo transmite algo en la mente del usuario, adoptante y comprador.

Llamarlo de otra manera, incluso si la tecnología sigue siendo la misma, podría traer a la mente diferentes conceptos, ya que el término robot está sobrecargado con muchas connotaciones tanto positivas como negativas. Aquellas soluciones que están destinadas a reemplazar a los humanos con asistentes inteligentes, y quizás incluso estar aisladas de los humanos para operar con la mayor seguridad, pueden llamarse robots, si ese término aplica.

Y a la inversa, aquellas aplicaciones en las que los asistentes inteligentes deben usarse de forma aumentada, trabajando codo a codo con los humanos para ayudarlos con las tareas, pueden denominarse cobots, si ese término encaja. De esta manera podemos separar los miedos y deseos de usar una palabra con la de otra y enfocarnos en la aplicación y no en la terminología específica.

Related Post