Blíndate ante los crecientes fraudes en e-commerce #Tecnologia

152 0

Según datos del Banco de México, a diciembre de 2017 se reportaron más de 173.7 millones de transacciones autorizadas a través del comercio electrónico, lo cual representa $130,210 mdp; el 70% de estas compras se realizaron a través de tarjetas de crédito y el 30% con débito. 
 
México representa un mercado con gran potencial para el comercio electrónico, ocupando el segundo lugar de los países con más crecimiento en Latinoamérica, superado únicamente por Brasil.
 
Pero no todo es color de rosa dentro del e-commerce, ya que las reclamaciones por cargos generados a través de internet se duplicaron el año pasado en comparación con el 2016, ascendiendo a 3.3 millones de quejas presentadas por posibles fraudes en tarjetas de crédito y débito, de acuerdo con un informe emitido por la CONDUSEF. 
 
El monto de las reclamaciones en 2017 alcanzó los 3,768 millones de pesos (mdp), de los cuales se abonaron 2,995 mdp a favor de los consumidores. En este tipo de fraudes quienes se ven más afectadas son las tiendas on-line, las cuales tienen una pérdida de entre el 7 al 10% de sus ventas anuales por este factor.
 
“Tanto los bancos como los comercios están haciendo su tarea para defenderse de los fraudes en línea, implementando sistemas sofisticados que permiten detectar transacciones no legítimas, sin embargo, como consumidores, también tenemos que tomar acciones de prevención y manejarnos con precaución en el mundo digital.” mencionó Joel Cortes, CEO de Kardmatch, plataforma digital especializada en tarjetas de crédito. 
 
Kardmatch, comparte algunos consejos para evitar ser parte de la estadística y blindarte contra el fraude en el e-commerce.
 
Activa tus alertas: este servicio, envía notificaciones que se activan inmediatamente después de registrarse un movimiento en tus tarjetas de crédito o débito (compras, depósitos, cambio de contraseñas, etc). Estas llegan específicamente a tu teléfono celular o correo electrónico. Una ventaja (además de que previenen delitos) es que puedes personalizarlas con el monto exacto a partir del cual deseas recibirlas.
 

Asigna un plástico exclusivamente para tus compras on-line: ya sea una tarjeta de prepago o de crédito con un límite moderado. De esta manera podrás visualizar tus movimientos y llevar un mejor control de ellos, así como minimizar el impacto de un posible fraude.
 

Apaga tus tarjetas cuando no las ocupas: algunos bancos (Bancomer, Invex, Banregio y Banorte), desarrollaron en su banca móvil la función de prender y apagar las tarjetas de crédito. Esto te ayudará a controlar el uso de tu tarjeta y al colocar la función de apagado, podrás prevenir un posible fraude.
 

Crea una cuenta de PayPal: esta modalidad de pago lleva ya algunos años, con ella podrás guardar la información de varias tarjetas de crédito o débito de manera segura, sin necesidad de compartirla en cada uno de los comercios on-line que decidas comprar. PayPal guardará los datos y cuando pagues en línea sólo lo harás a través de tu usuario y contraseña registrados. De este modo, ningún extraño tendrá acceso a tu información.
 

Utiliza alguna cartera electrónica: En los últimos 2 años, Visa y Mastercard desarrollaron sus respectivas “wallets”, las cuales permiten a los usuarios digitalizar en una cuenta todas sus tarjetas de crédito (no importando el banco) para que, al comprar por internet, no se compartan los datos de sus plásticos. Es importante tomar en cuenta que, al ser un método de pago relativamente nuevo, la cobertura de comercios aún no es tan extensa.

Related Post