#BuenFin, una prueba para los pagos digitales

137 0
El Buen Fin es una iniciativa que busca impulsar la economía, fomentar el consumo y beneficiar a los usuarios. Surgió en 2011 como un esfuerzo de autoridades gubernamentales, junto con empresarios, para que la sociedad realice compras a un precio competitivo, con facilidades de pago. Desde entonces, se ha convertido en una fecha esperada por un amplio número de mexicanos.
 
En 2020, el método de pago más utilizado en el Buen Fin fue la tarjeta de débito, seguido de la tarjeta de crédito, de las que destacan, la tarjeta bancaria y departamental. Asimismo, 30% de los compradores aprovecharon las promociones de meses sin intereses, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).
 
De igual forma, el año pasado en medio de una pandemia, esta iniciativa impulsó las ventas online, donde se generaron 40.1 millones de operaciones, lo que representa un aumento del 351% en comparación al 2019, y 36,100 millones de pesos.
 
En esta ocasión, al estar a unos días de que se realice la edición 2021, se destaca el interés de pago mediante la tarjeta de crédito, seguido de la tarjeta de débito, las tarjetas digitales bancarias y loseWallets
 
Los pagos digitales comienzan a cobrar cada vez más relevancia en el ecosistema, ya que el año pasado, 37% de los encuestados tenía el interés de pagar con una tarjeta digital y 24% con un eWallet, a diferencia del presente año donde estos números subieron al 40% y 26%, respectivamente.
 
Las preferencias de compra en línea se mantienen de cara al futuro, esto acorde a la evaluación hecha por la Asociación de Internet. Esta tendencia se debe, en gran medida, a la restricción de movilidad, donde: 68% de los consumidores mantendrá sus compras de manera híbrida (en línea y física) y 28% seguirá realizándolas en línea.
 
“Las ventas online han permitido a las personas realizar transacciones más rápidas y eficientes, además de darles la capacidad de revisar diferentes productos en menor tiempo. De nuestro lado, estamos poniendo ‘nuestro granito de arena’ en pro de los consumidores. Buscamos que el número de sitios de ventas en línea, que puedan aceptar pagos con códigos QR, se incremente, ayudando a las empresas a fortalecer su presencia y accesibilidad de pago”, comentó Brenda Valdez, directora de Desarrollo de Negocio y Mercadotecnia en dapp.
 
Implementar códigos de respuesta rápida (Quick Response o QR, por sus siglas en inglés) en los sitios de e-commerce hace posible que la forma de pagar sea más rápida y segura. El hecho de no solicitar los datos de tarjeta ni datos personales del usuario reduce la cantidad de fraudes electrónicos o el mal uso de los datos personales. Además, recorta costos por transacción y mejora la experiencia de compra del usuario.
 
El Buen Fin 2021 tiene como meta lograr ventas por 239,000 millones de pesos, lo cual equivale a 2.7 veces más que en su primera edición en 2011, cuando los ingresos de los participantes fueron de 89,000 millones de pesos. En esta edición se espera mucho dinamismo y mayor penetración en el sector digital.
 
Los pagos digitales permitirán un ambiente más seguro, durante esta edición del Buen Fin, por lo que será importante que los usuarios, comercios y el gobierno no bajen la guardia ante las medidas sanitarias, para así llevar a cabo compras en las que nos cuidemos todos. 
 
Desde dapp, se reitera el compromiso con el impulso de la tecnología financiera para establecer transacciones más fáciles, eficientes y seguras para todos los consumidores.
 

Related Post