Capitalizando el auge del #e-commerce

111 0
Por Ivette Dickinson Galicia, Chief Strategy Officer (CSO) en Sparkling y R!DE
Los años 2020 y 2021 serán recordados como puntos de inflexión en nuestra forma de interactuar y relacionarnos. La esfera digital finalmente logró convertirse en el complemento perfecto del mundo físico de forma masiva. Las plataformas digitales nos permitieron conectarnos a la distancia, mantener al mundo en movimiento y sobreponernos al aislamiento y crecer.
De acuerdo con la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), durante el primer semestre de 2021, las ventas en línea aumentaron un 100% con respecto al año anterior, generando cifras mayores a los $316,000 millones de pesos, siendo la alternativa para todo tipo de negocios para mantenerse a flote. Ahora, 2022 se convierte en el momento perfecto para capitalizar ese cambio y convertirlo en una oportunidad de crecimiento sostenido para los negocios.
Frente al auge del e-commerce, muchas empresas que aún no contaban con una estrategia de ventas en línea decidieron (acertadamente) incorporarse a la vida digital y lograron cumplir el sencillo pero significativo primer paso de “estar en redes sociales”, o “tener su tienda en línea”, mientras que aquellos negocios que ya contaban con una estrategia de comercio electrónico, se volcaron a mejorar la experiencia de sus usuarios y atender el rush de las compras digitales.
Cualquiera que haya sido la situación, este es el momento de afianzarse y crecer, pues se estima que las compras en línea representarán hasta el 35% de las transacciones comerciales totales en México durante este 2022. Y frente a ese escenario, aquí algunos puntos estratégicos para hacer frente a esta misión:
– Diversificar los medios de pago. De acuerdo con el estudio: Las tendencias de comercio electrónico que las marcas prevén para 2022, de checkout.com, una tienda en línea puede perder hasta un 31% de sus ingresos debido a soluciones de pago mal optimizadas. La mayor preocupación de los usuarios en México es la seguridad al pagar (AMVO).
La clave: diversificar y optimizar nuestros medios de pago on-line en este 2022.
– Delinear o ajustar la estrategia de Social Commerce. 63% de los consumidores on-line están listos para comprar con más frecuencia en redes sociales, las generaciones más jóvenes (nativos digitales) tienen amplia confianza en sus redes sociales y si el social commerce les ofrece lo que desean, cuando lo desean, lo comprarán en dichas plataformas
La meta: Implementar estrategias de social commerce (demostraciones en vivo, livestreams, interacciones con influencers, etc.) para inspirar al consumo en nuestras redes sociales.
– Sustentabilidad, el alma de la fiesta. La investigación de checout.com indica que 73% de los consumidores se decantarán por productos y marcas sostenibles y las grandes empresas ya están listas para hacer frente al reto, 41% de los negocios encuestados apostarán por la sostenibilidad como una de sus prioridades de negocio.
El objetivo: Asumir a la sustentabilidad como una prioridad en nuestro proceder como negocios, marcas y productos para difundir este compromiso en el entorno y conectar honestamente con los clientes potenciales.
A pesar de los retos económicos que el 2022 nos presenta, se prevé que el éxito de las plataformas de comercio electrónico siga vigente y que el crecimiento de las experiencias digitales se expanda rápidamente con alternativas que conecten con innovación, criptomonedas y meta-realidades, sobre las que hablaremos en otra ocasión.

Related Post