Carta abierta de Daniel O’Day, Presidente y Director Ejecutivo de Gilead Sciences #Notadeautor

398 0

En las semanas transcurridas desde que supimos el potencial de remdesivir en la lucha contra la COVID-19, un tema ha atraído más especulación que ningún otro: qué precio podríamos establecer para el medicamento. Este tipo de especulación es comprensible. Remdesivir, nuestro tratamiento en investigación, es el primer antiviral que ha demostrado una mejoría en los pacientes en ensayos clínicos para COVID-19; por supuesto, no hay un manual que indique cómo ponerle precio a un nuevo medicamento durante una pandemia. Somos conscientes de la importante responsabilidad que conlleva ponerle precio a remdisivir y la necesidad de ser transparentes en nuestra decisión. Después de dedicarle la atención, el tiempo y el análisis que esto merece, ahora estamos listos para compartir nuestra de decisión y explicar cómo llegamos a ella.

Al igual que con todas nuestras acciones sobre remdesivir, abordamos este tema con el objetivo de ayudar a la mayor cantidad de pacientes posible, lo más rápido posible y de la manera más responsable. Este ha sido nuestro punto de referencia en todo momento, desde colaborar para encontrar respuestas rápidas sobre seguridad y eficacia, hasta ampliar la fabricación y donar nuestro suministro de remdesivir hasta finales de junio. En cada caso, reconocimos la necesidad de hacer las cosas de manera diferente para reflejar las circunstancias excepcionales de la pandemia. Ahora, a medida que hacemos la transición más allá del período de donación y establecemos un precio para remdesivir, aplicamos el mismo principio.

En circunstancias normales, tasaríamos un medicamento conforme al valor que proporciona. Los primeros resultados del estudio NIAID en pacientes hospitalizados por COVID-19 mostraron que remdesivir acortó el tiempo de recuperación en un promedio de cuatro días. Tomando el ejemplo de Estados Unidos, el alta hospitalaria anticipada resultaría en ahorros hospitalarios de aproximadamente USD$12,000 por paciente. Incluso considerando estos ahorros inmediatos solo para el sistema de atención médica, podemos ver el valor potencial que brinda remdesivir. Esto es antes de tomar en cuenta el beneficio directo para los pacientes que podrían estar hospitalizados menos tiempo.

Hemos decidido establecer el precio de remdesivir muy por debajo de este valor. Para garantizar un acceso amplio y equitativo en un momento de necesidad mundial urgente, hemos establecido un precio para los gobiernos de los países desarrollados de USD$390 por vial. Según los patrones de tratamiento actuales, se espera que la gran mayoría de los pacientes reciban un ciclo de tratamiento de 5 días utilizando 6 viales de remdesivir, lo que equivale a USD$2,340 por paciente.

Parte de la intención detrás de nuestra decisión fue eliminar la necesidad de negociaciones de precio país por país. Disminuimos el precio a un nivel que sea asequible para países desarrollados con un poder adquisitivo más bajo. Este precio se ofrecerá a todos los gobiernos de los países desarrollados de todo el mundo donde el uso de remdesivir está aprobado o autorizado. Al precio actual de USD$390 por vial, remdesivir está posicionado para lograr el objetivo de proporcionar ahorros netos inmediatos para los sistemas de atención médica.

En Estados Unidos, se aplicará el mismo precio gubernamental de USD$390 por vial. Debido a la manera en que está configurado el sistema de salud estadounidense y los descuentos que esperan los programas de salud del gobierno, el precio para las compañías de seguros privadas de EE. UU. será de USD$520 por vial. El precio que hemos establecido para remdesivir y con los programas gubernamentales implementados, junto con la asistencia adicional de Gilead según sea necesario, creemos que todos los pacientes tendrán acceso.

Gilead ha firmado un acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS) mediante el cual el HHS y los estados continuarán gestionando la asignación a los hospitales hasta finales de septiembre. Después de este período, una vez que los suministros estén menos restringidos, el HHS ya no gestionará la asignación.

En el mundo en desarrollo, donde los recursos de atención médica, la infraestructura y la economía son tan diferentes, hemos celebrado acuerdos con fabricantes de genéricos para brindar tratamiento a un costo sustancialmente menor. Estas soluciones alternativas están diseñadas para garantizar que todos los países del mundo puedan proporcionar acceso al tratamiento.

El trabajo que realizamos con remdesivir está lejos de haber terminado. Seguimos explorando su potencial para ayudar en esta pandemia de varias maneras, como evaluar el tratamiento en un momento anterior del curso de la enfermedad, en entornos ambulatorios, con una formulación inhalada, en grupos de pacientes adicionales y en combinación con otras terapias. A medida que acumulemos más datos de ensayos clínicos globales e iniciemos muchos estudios adicionales, entenderemos mejor el valor total de remdesivir. Nuestros equipos también siguen concentrándose en aumentar los suministros para satisfacer la alta demanda mundial. Para fines de este año, esperamos que nuestra inversión en el desarrollo y la fabricación de remdesivir supere los $1 000 000 000 de dólares (EE. UU.) y nuestro compromiso continuará hasta 2021 y más allá.

Al decidir el precio que estableceríamos para remdisivir, consideramos el alcance total de nuestra responsabilidad. Comenzamos con nuestra responsabilidad inmediata de garantizar que el precio no sea un obstáculo para garantizar un tratamiento rápido y amplio. También lo sopesamos con respecto a nuestras responsabilidades a más largo plazo: continuar con nuestro trabajo continuo en remdesivir, mantener nuestra investigación a largo plazo en antivirales e invertir en innovación científica que pueda ayudar a las generaciones futuras. Al igual que con muchos otros aspectos de esta pandemia, asignarle un precio a remdisivir es un territorio desconocido. Finalmente, nos guiamos por la necesidad de hacer las cosas de manera diferente. A medida que el mundo se recupera del efecto humano, social y económico de esta pandemia, creemos que fijar un precio para remdisivir muy por debajo de su valor es lo más correcto y responsable.

Related Post