Casi la mitad de las familias mexicanas cree que las escuelas no estaban preparadas para la educación online #educaciononline

207 0

Los jóvenes que cursan preescolar, primaria y secundaria empezaron el ciclo escolar 2020-2021 de forma virtual debido al continuo avance de la contingencia sanitaria en el país. La Secretaría de Educación Pública (SEP) puso a disposición de los estudiantes diferentes contenidos a través de la televisión y la web. En este contexto, el 66% los padres y madres de familia piensan que la educación online puede ser efectiva con las herramientas adecuadas y la guía de un profesor. Además, el 32% dicen que prefieren que los jóvenes se queden en casa y continúen su educación virtual. Por otro lado, 43% cree que sus hijos descansan más desde que no tienen que desplazarse a la escuela y sólo 21% de ellos se sienten confortables de que vuelvan físicamente a las aulas en 6 meses.

Estas son algunas de las conclusiones locales del estudio “La educación en la nueva normalidad” realizado por OnePoll en nombre Citrix en 7 países a nivel global, incluido México, con el objetivo de ofrecer un panorama completo acerca de cómo experimentaron la transición a la educación online y cómo visualizan los próximos meses, tanto los padres de familia de los niños de 6 a 18 años como los jóvenes universitarios y de postgrado de 19 a 26 años.

El pasado marzo del año en curso, las instituciones de educación tuvieron que realizar un cambio repentino de un modelo tradicional basado en aulas a un modelo 100% de educación a distancia. El 42% de los padres de familia cree que las escuelas no estaban preparadas y que reaccionaron durante la crisis. Sin embargo, casi la mitad de ellos (45%) cree que al principio fue retador acceder a las aplicaciones que les proveía la escuela pero que al final funcionaron correctamente. Acerca de las plataformas de colaboración que las instituciones educativas ofrecieron a sus alumnos, las más utilizadas fueron Whattsapp (72%), Zoom (66%) y Google Meet (42%).

“Las aulas tradicionales no dejarán de existir. El 79% de los estudiantes respondieron en este estudio que echan de menos la interacción social. Siempre habrá una necesidad y un deseo por parte de los estudiantes de estar físicamente con sus profesores y compañeros. Sin embargo, esta contingencia probó que es necesario para las instituciones educativas focalizarse también en un modelo educativo híbrido en el cual, la experiencia de aprendizaje virtual sea unificada e intuitiva para estudiantes, profesores y personal y que, al mismo tiempo, se brinde una TI flexible, garantizando la seguridad de los datos” explica Jose Luís Martínez, Country Manager de Citrix México.

La experiencia de un modelo de campus virtual también significa que los profesores y estudiantes puedan acceder al material del curso utilizando cualquier dispositivo y conexión, en cualquier momento, sin importar dónde se encuentren. Para lograrlo, las instituciones educativas están apostando por enfoques de nube híbridos con Software-as-a-Service (SaaS) con el objetivo de simplificar la infraestructura y brindar a las áreas de TI la elección del mecanismo de entrega de aplicaciones o datos de forma consistente.

Educación universitaria: oportunidades en la mejora de la experiencia del campus virtual

Según el estudio, existe la percepción de que las instituciones universitarias estaban mejor preparadas para enfrentar un modelo de educación remoto 100%. Antes del confinamiento, el 80% brindaba mail a sus estudiantes, casi la mitad (48%) ya contaba con plataformas de compartición de documentos y el 42% con herramientas de gestión educativa como Canvas. Además, el 75% contestó que les resultó fácil acceder a la información y aplicaciones que normalmente accedían desde una computadora de la universidad o en la biblioteca. Sin embargo, existe una oportunidad de mejorar la experiencia unificada del campus online ya que el 29% cree que fue peor de la que esperaba y el 67% cree que hubo falta de comunicación con sus profesores. Además, el 34% contestó que faltan habilidades para que sus profesores puedan brindar un aprendizaje virtual óptimo.

Un factor determinante es la preocupación de los estudiantes por la seguridad de sus datos personales mientras toman clases online. Las instituciones deben adoptar tecnologías que reduzcan su superficie de ataque, es decir, la cantidad de puntos desde los que un usuario no autorizado puede intentar acceder a información segura. A través de la virtualización, en lugar de guardar datos en dispositivos que podrían perderse o ser robados, la información puede ser almacenada de forma segura en repositorios de datos controlados por la institución. Además, esta tecnología permite que los datos no solo estén disponibles desde cualquier lugar, sino que también estén seguros, incluso cuando salen de su red, debido a la gestión de derechos de acceso, cifrado y navegación web segura.

En conclusión, las instituciones de educación deben visualizar la tecnología como la piedra angular para la creación de campus virtuales que brinden a los estudiantes de una experiencia de aprendizaje unificada y segura, proporcionando la flexibilidad de acceder a todos los materiales del curso desde un único espacio utilizando cualquier dispositivo y red. Esto no solo abre caminos nuevos para que los estudiantes aprendan y colaboren, sino que también ayuda a las instituciones educativas para atraer nuevos estudiantes y educar al talento del futuro.

Related Post