#CLUBESDEPORTIVOS SE REINVENTAN ANTE LOS DESAFÍOS DE LA NUEVA NORMALIDAD

81 0

Tras cinco meses de confinamiento causado por COVID -19, cada vez más sectores se reincorporan a la “nueva normalidad”, ajustando la forma de trabajo, su dinámica y sus condiciones a la situación que hoy vivimos.

Esta crisis sanitaria sin precedentes nos ha obligado a reinventarnos. Hoy, la salud y el bienestar integral son fundamentales para contribuir a la lucha contra el virus, ayudar a la recuperación económica y fomentar nuevas prácticas que permitan mejorar la calidad de vida.

En este contexto, la actividad física resulta indispensable en un país donde uno de cada tres adultos padece obesidad, así lo demuestra el informe La Pesada Carga de la Obesidad, (OCDE, 2019), siendo ésta una condición determinante que reduce la esperanza de vida de los mexicanos, además de generar un fuerte impacto en la economía al destinar el 8.9% del gasto total de salud en la enfermedad.

Alfredo Jiménez de Sandi, Presidente de la asociación de Gerentes y Administradores de Clubes, señala que “el ejercicio no sólo permite mantenernos activos, también ayuda a reforzar el sistema inmunológico. Con el ejercicio al aire libre el cuerpo oxigena, por eso es recomendable hacerlo en un sitio seguro, con vigilancia sanitaria de quiénes entran para evitar contagios en los recintos, y al mismo tiempo, motivarse con los amigos, así como retomar la competencia deportiva”.

La International Health Racquet & Sportsclub Association (IHRSA) estima que más de cuatro millones de mexicanos son miembros de algún club deportivo o gimnasio, con una tasa de penetración en el mercado de 3.2%. Asimismo, de acuerdo con el Módulo de Práctica Deportiva y Ejercicio Físico (MOPRADEF), el 63.1% de la población que realiza práctica físico-deportiva tiene como motivo principal la salud; el 17.9% reporta hacerlo por diversión y 15.4%, para verse mejor.

Retomar el ejercicio, combatir la ansiedad y apostar por prácticas más saludables son solo algunas razones para buscar espacios de acondicionamiento físico. En el caso de los clubes deportivos, el regreso ha sido muy meticuloso para respetar las indicaciones de las autoridades de salud, el aforo en la mayoría de estos lugares ha llegado al 50% de lo permitido y va en aumento.

“Como agremiados de la asociación de Gerentes y Administradores de Clubes, tuvimos que adecuar las instalaciones, aunque depende de cada club, en todos se separaron las entradas y salidas, se instalaron filtros sanitarios para medir la temperatura (como máximo 37.5º C), se están realizando cuestionarios de salud, también se colocaron tapetes sanitizantes y dispensadores de gel antibacterial”, agregó Alfredo Jiménez de Sandi.

De la misma forma, para realizar gran parte de las actividades es necesario hacerlo bajo reservación, por ejemplo, tenis, frontenis, padel, natación y bicicletas fijas entre otras. Mientras que las sesiones para practicar algún deporte van de los 50 a 60 minutos por persona, dependiendo de la sanitización requerida en determinados espacios.

Jiménez de Sandi, quien también es Gerente General de Club Mundet, añadió: “en los clubes promovemos e impulsamos el ejercicio al aire libre a través de actividades en espacios abiertos como tenis, frontenis, padel, natación y pistas de corredores. Además, adaptamos las canchas de futbol y los jardines para brindar diversas disciplinas deportivas: gimnasia, yoga, zumba, entrenamiento funcional, desarrollo de habilidades en el futbol, conducción de balón y carreras, por mencionar algunas.

Los espacios que habilitamos están diseñados para respetar 2 metros de distancia entre cada asistente, de manera que pueden participar 4, 6, 8, 10 o más personas en áreas grandes. Tenemos actividades especiales destinadas para adultos mayores como gyrokinesis y estimulación musical para los más pequeños”.

Es importante señalar que, todo el personal de los clubes deportivos tomó un curso a través de la plataforma CLIMSS para conocer cómo manejar el tema del COVID-19 y de los filtros sanitarios, esto se ha reforzado con pláticas motivacionales y de atención al público.

Son ya cinco meses con gimnasios, vestidores, regaderas y salones de clases grupales cerrados, esta situación ha alejado a muchos usuarios y socios, lo que ha generado un impacto en las cuotas de mantenimiento. Restaurantes, cafeterías y otros centros de consumo han cerrado ante la falta de clientes.

“Hasta ahora no hemos tenido cierres de clubes, pero sí recurrimos a financiamiento para mantener los gastos, así como para conservar todos los puestos de trabajo. Estimamos que la recuperación se dará en el segundo semestre del siguiente año”, finalizó el presidente de la asociación de Gerentes y Administradores de Clubes.

 

Related Post