Colaboran en las investigaciones para una vacuna efectiva contra el SARS-COV2

84 0

Sin duda las repercusiones económicas, sociales y de salud que ha dejado la pandemia por COVID-19 en México y a nivel mundial han sido de enormes proporciones. Sin embargo, este nuevo panorama sanitario al que se enfrente la humanidad también tiene su luz al final del túnel ofreciendo no solo avances tecnológicos, nuevas formas laborales de colaboración y el empleo de nuevas tecnologías que antes eran opcionales, hoy se han vuelto parte esencial de la productividad económica de nuestro país.

Las crisis generalmente son vistas como escenarios perfectos de oportunidades y el ámbito científico y de la medicina no ha sido la excepción. Como es bien sabido en la actualidad ya numerosos países, laboratorios y organizaciones a nivel mundial trabajan a marchas forzadas para encontrar una vacuna efectiva contra el virus del SARS COV2 que pueda funcionar de manera efectiva, sin embargo, si bien es cierto escuchar de un “vacuna” suena alentador, también es necesario entender que la generación de ésta no es algo tan sencillo y México no ha sido la excepción en el emprendimiento de esfuerzos conjuntos para avanzar en la generación de la solución médica que ponga a salvo a la población mundial.

Actualmente en México existe una iniciativa llamada Jonas Salk en la cual los Laboratorios de Especialidades Inmunológicas (LEI) empresa mexicana reconocida como Laboratorio Tercero Autorizado por la COFEPRIS y certificada ante INDRE para la aplicación de pruebas de Covid 19 en conjunto con el Dr Manuel Aguilar (Líder de proyecto y cofundador de SciCore y SciCore Medical) el Tec de Monterrey y la Universidad de California son quienes en nuestro país han iniciado el desarrollo de una vacuna contra dicho virus y para lo cual Los laboratorios LEI participan realizando pruebas preclínicas para garantizar la eficacia y seguridad de la misma.
Sin embargo, es importante señalar que, si bien es una realidad que científicos mexicanos, universidades e iniciativa privada están dando el paso para encontrar la salida a este problema de salud, el tiempo para que una vacuna de este tipo esté plenamente aprobada y en distribución podría llevarse varios años. De hecho, la última ocasión que se produjo una vacuna contra una enfermedad a nivel mundial en tiempo récord fue la realizada para el virus del Ébola que estuvo lista en tan solo 4 años.

Hoy por hoy las pruebas preclínicas realizados por los Laboratorios LEI han dado avances positivos y significativos que indican que en breve tiempo es posible que se pueda migrar a la experimentación en pacientes.

De acuerdo con los científicos de los Laboratorios LEI, sin duda hoy los avances que se tienen son significativos y van por buen camino, pero de ninguna manera son indicadores que nos permitan bajar la guardia en materia de cuidados sanitarios para no contraer el virus. Hoy más que nunca tanto las instituciones privadas, gubernamentales, médicos y población en general debemos actuar en conciencia ante una cultura preventiva responsable.

Related Post