Cómo evitar disrupciones en el sector de #alimentosybebidas en el 2023

144 0

Por José Rivero, Country Manager de Infor México

El COVID-19 llevó a la cadena de suministro alimenticio a sus límites, con algunas opiniones que dicen que hasta fue causante de rotura total. Existe ahora la tormenta perfecta de retos en el sector global de alimentos. Una escasez de trabajadores y de conocimientos, junto con cantidades de contenedores atrapados en puertos y costos en el aumento del transporte, sin mencionar el alza de los precios de la materia prima, esto significa que las empresas de manufactura están luchando para cumplir con la demanda siendo rentables.

La debilidad que existe en la cadena de suministro global ha sido exacerbada, y las empresas alimenticias del mundo están haciendo todo lo que pueden para mantenerse firmes ante los inconvenientes. Pero ¿qué pueden hacer las empresas de manufactura de alimentos para aumentar su resiliencia ante estas condiciones?, plantea José Rivero, Country Manager de Infor México.

Disrupciones

Las presiones relacionadas con el Covid no han desaparecido totalmente todavía, y las empresas ya están considerando que hay que acostumbrarse a la disrupción como la “nueva normalidad”.

El Centro de Políticas Alimenticias  describe el sistema alimenticio como “el sistema interconectado de todo y con todos, que influye y es influenciado por las actividades involucradas en el proceso del recorrido de los alimentos desde la granja a la mesa”. En medio de este complejo proceso se encuentran las empresas y procesadoras de alimentos, expuestos a las debilidades y retos en ambas puntas de la cadena de suministro. El sistema ya estaba bajo presión debido a los cambios constantes de las expectativas de los clientes y proveedores, la pandemia dejó al descubierto y exacerbó las debilidades de la cadena de suministro haciendo que muchas empresas productoras rápidamente evalúen la resiliencia de sus cadenas de suministro.

Lograr que el producto correcto se entregue al cliente adecuado en el momento justo es siempre el reto, pero se suma la presión de tener mayor costo y tiempo en el proceso. Muchas empresas identificaron que existe la necesidad de contar con mayor flexibilidad y agilidad en toda la cadena de suministro, estableciendo más trabajos en conjunto, visibilidad integral y un nuevo foco para crear cadenas inteligentes que puedan adaptarse rápida y efectivamente a las demandas cambiantes. Además, la capacidad de identificar cuellos de botella e ineficiencias potenciales antes de que haya un impacto dañino es fundamental, accionando ahora para crear cadenas más fortalecidas.

La disrupción rápidamente se está volviendo la nueva normalidad, ¿cómo podrán las empresas de alimentos fortalecer las debilidades creando cadenas resilientes que puedan escalar y ser flexibles con demandas y retos en constante cambio?

Infor hace algunas recomendaciones:

Digitalización

El término tan de moda actualmente la “transformación digital” se considera la panacea para todos los problemas empresariales incluyendo los de la cadena de suministro. Pero especialmente en el caso de empresas de manufactura de alimentos, donde los márgenes son cada vez más ajustados es una preocupación, solo la digitalización de la cadena de suministro no es suficiente, sino que muchas veces aparte se deben dividir proyectos enormes en iniciativas más manejables se pueden lograr grandes beneficios, ayudando a luego replicar en el resto de la organización.

Maximizar la visibilidad organizacional

Arriba en la lista de prioridades está garantizar un alto nivel de visibilidad y transparencia en la organización, haciendo que toda la información esté disponible para que la cadena de suministros amplia optimice sus operaciones. La única forma de lograr esto es estandarizando y unificando los sistemas empresariales existentes. Para empresas con plantas en distintos lugares que deben luchar con la gestión de miles ingredientes, fórmulas y productos de manufactura poder contar con un sistema unificado con visibilidad en tiempo real de las operaciones resulta fundamental. Por ejemplo, el sistema permite gestionar el inventario de cada una de las plantas con visibilidad total de todo el proceso en tiempo real desde el proveedor hasta la recepción de los clientes y todo lo que sucede mientras tanto, permitiendo una rápida toma de decisiones.

Asimismo, este nivel de visibilidad ayuda a identificar dónde se encuentran las ineficiencias y los cuellos de botella permitiendo tomar acciones antes que sean un problema negativo que pueda afectar las operaciones.

Mayor eficiencia

Eliminar sistemas dispares elimina los procesos manuales engorrosos, optimizando las operaciones y aumentando la eficiencia operacional. Los sistemas totalmente integrados eliminan la necesidad de duplicar datos. Las empresas de alimentos deben cumplir con normas de seguridad y sanitarias, por lo que este tipo de eficiencia resulta indispensable, no solo garantiza la precisión de los datos, sino que acelera los procesos administrativos.

Planificar la Excelencia

En cuanto a cumplir con las demandas de los clientes, contar con el sistema adecuado hace la diferencia. Contar con acceso a las cantidades precisas del stock permite garantizar que se cumplen las órdenes, implementando medidas de contingencia si fuese necesario, por ejemplo, si existen demoras en la entrega de algún ingrediente. Las decisiones de compra también pueden realizarse basándose en las cantidades precisas del stock. Es la visibilidad lo que permite lograr esto, así las empresas pueden tomar decisiones claras, seguros que éstas se basan en datos firmes, a tiempo y contextualizados. Esto crea un negocio ágil y cadenas de suministro resilientes debido a la visibilidad y buenos pronósticos logrados por el software.

La solución permite un mejor alineamiento de la actividad comercial con las actividades de la cadena de suministro, brindando una mayor habilidad para anticipar y cumplir con las entregas en su totalidad. En la medida que continúe la disrupción, que hasta ahora no da señales de terminar, las empresas de alimentos deben acostumbrarse a esta nueva normalidad. Las cadenas de suministro deben reflejar esta nueva realidad, estar preparadas para enfrentar cualquier reto inesperado. La única forma de hacerlo es eficientar la cadena de suministro, que sean ágiles y contar con la visibilidad necesaria para ver las operaciones punta a punta de la cadena.

Al contar con la mayoría de la información disponible, las empresas se encuentran en una posición ideal, con operaciones ágiles, flexibles y fluidas listas para cualquier reto inesperado. Es fundamental contar con tecnología específica por industria y desarrollada en la nube.

Related Post