CÓMO HACER FRENTE A LA ALTA #TEMPORADANAVIDEÑA EN TIEMPO DE INCERTIDUMBRE ECONÓMICA CON UNA ESTRATEGIA D2C

199 0
Se acercan la Navidad y el Fin de Año, y las marcas se preparan para una de las temporadas más fuertes de consumo de todo el año. Sin embargo en este 2022 la incertidumbre económica nos orilla a un gasto cauteloso y repercute en las ventas de los minoristas y en los almacenes que permanecen con productos por más tiempo. El integrador logístico Maersk propone un panorama distinto a partir de  una estrategia que permite a las marcas satisfacer a sus clientes, escalar sus negocios y optimizar su logística.

La directora de México y Centroamérica de Maersk, Patricia Pérez, explicó que en nuestro país se han planteado este tipo de estrategias desde hace cuatro años y en conjunto con adquisiciones como Senator International y Pilot Freight Services, redefinen un plan de acción que ha permitido a los clientes afrontar las limitaciones en la cadena de suministro.

“El desarrollo de servicios de logística en México ha crecido más de 30% en volumetría así como en resultados financieros gracias a estas nuevas estrategias y servicios que vamos sacando al mercado, que además hemos pensado a largo plazo. Para nosotros es importante ofrecer esos servicios de logística integrada y valor agregado para brindar a nuestros clientes una respuesta inmediata; por eso estamos desarrollando productos como, por ejemplo, despachos aduanales, servicios de almacenaje, servicios de cross-border, servicios aéreos y multimodales”, recalcó Pérez.

Aunque entre los planes de la compañía se encuentra la apertura de almacenes secos y fríos y abarcar más de 150 mil metros cuadrados hacia 2025, propone una configuración correcta de la cadena de suministro para aumentar significativamente la conversión y retención de ventas en línea en esta temporada al tiempo que reduce los costos.

Recuperar el control para satisfacer la demanda
La última encuesta de pulso del consumidor europeo de McKinsey, publicada en octubre, mostró que la confianza del consumidor sigue siendo baja. Al mismo tiempo, muchas marcas han estado trabajando para volverse más resistentes, con el objetivo de tener almacenes llenos para llegar a sus clientes rápidamente, independientemente de su ubicación geográfica. Esta estrategia es uno de los motivos que ha llevado a las marcas a tener un exceso de inventario.

En una estrategia D2C (direct to consumer) las marcas pueden aliviar estos desafíos de la cadena de suministro creando flujos de ingresos que dependen menos de los mercados de terceros y están más centrados en el cliente final. Durante la temporada alta, cuando los consumidores buscan activamente productos con descuento antes de las fiestas, las marcas tienen la oportunidad de recuperar el control. Para esto, es importante que trabajen con un socio logístico que tenga las capacidades de la cadena de suministro, el alcance geográfico y el poder de inversión para proveer un camino a través de las incertidumbres.

Omnicanalidad para impulsar la agilidad y la resiliencia
Para administrar el inventario de manera efectiva y operar una estrategia de ventas D2C optimizada, las marcas deben adoptar la omnicanalidad para mantener la agilidad y la resiliencia dentro de toda su cadena de suministro. Para las marcas que transportan pedidos a nivel mundial es crucial contar con la configuración correcta en los países y regiones de destino, pues necesitan saber cuánto inventario mantener y dónde, para evitar restricciones de capital de trabajo, al tiempo que permiten que su inventario fluya de manera más rápida y precisa.

El cumplimiento omnicanal les permite establecer múltiples centros de distribución a lo largo de la cadena de suministro, acercando sus productos al mercado y permitiéndoles entregar pedidos a minoristas, mayoristas o directamente a sus clientes. Este enfoque, en lugar de operar centros de cumplimiento separados para ventas B2B, B2C y D2C, permite que las marcas entreguen más rápido, tomen decisiones veloces sobre dónde debe estar el stock y atiendan múltiples canales desde un inventario centralizado, mitigando el riesgo de exceso de existencias y demanda de capital de trabajo.

La última milla
En un viaje de entrega la última milla es el momento de la verdad. Es posible que todo vaya bien en el recorrido de la mercancía, pero si el transportista de última milla cae en el último obstáculo, aumenta el riesgo de insatisfacción del cliente, y esto determina si ese cliente vuelve a comprar con la marca nuevamente.

La planificación para esta milla final debe tenerse en cuenta en las consideraciones de las marcas para su viaje logístico general. Para las marcas hay muchos elementos a tener en cuenta, todos los cuales marcan la diferencia en términos de satisfacción del cliente: cobertura geográfica adecuada, transportistas de última milla que puedan resolver contratiempos y un enfoque estratégico correcto. Si una marca puede cumplir con los tres elementos: alta calidad, bajo costo y alta precisión, es probable que tenga un cliente satisfecho que volverá a comprar directamente con la marca.

Asociaciones para cumplir con la demanda
Dentro de la temporada alta, en el contexto de la reducción del gasto general, las marcas deben adoptar una estrategia de ventas que les permita maximizar el control del inventario mientras construyen relaciones más cercanas con sus clientes. Una estrategia sólida de D2C requiere que un minorista tenga la infraestructura para capturar datos de clientes y el socio de logística adecuado para ayudarlos a cumplir lo que prometen a través de una logística simplificada y sencilla.

Con Maersk los minoristas pueden aprovechar el poder del comercio electrónico, acelerando sus estrategias de crecimiento y brindando mayor agilidad y resiliencia a sus operaciones. En el clima económico actual, muy poco es predecible, pero los minoristas tienen la oportunidad de impulsar sus estrategias D2C para satisfacer las necesidades actuales de los consumidores.

Related Post