¿Cómo le explicaría qué es la agilidad a mi mamá? #Tecnología

162 0

Hace unos meses el director de transformación de un cliente me desafió a que le cuente a través de un artículo una teoría sobre cómo le contaría a mi mamá qué es la agilidad. Después de darle muchas vueltas al tema aquí van las reflexiones a las que llegué. No estoy seguro si define qué es la agilidad como tal pero sí creo que es una metáfora que representa lo que buscamos los agilistas en nuestras “transformaciones ágiles”.

Primero le diría que por un momento imagine a las organizaciones como hijos.

Que el trabajo de nosotros los agentes de cambio ágiles se parece en cierto modo a la educación que hacen las madres con sus hijos: la idea es prepararlos para un futuro incierto, cambiante y muy competitivo, un futuro en el que esperamos sean exitosos…

Cuál será el resultado de ese éxito dependerá de cada hijo, para cada uno será diferente, cada uno tendrá sueños, deseos, ambiciones, limitaciones y habilidades diferentes.

Generalmente necesitará de cierta cantidad de dinero para conseguir esos sueños y subsistir, así que la educación debe tener eso en cuenta.

Esa educación tiene que estar orientada a la independencia. No es hacer las cosas por él y quitarle el problema de encima, sino que debe enseñarle a que las haga por su cuenta, que se equivoque y aprenda de sus errores.

A veces tocará ser estrictos, mostrarles sus errores y hacerlos reflexionar, otras darle consejos y mostrarles caminos alternativos. En otras será necesario escucharlos y dejar que ellos solos encuentren la solución.

Muchas veces tocará darles herramientas temporales hasta que dominen ciertas capacidades (como los caminadores, las ruedas de las bicicletas o los frameworks).

Deberá tener en cuenta que no hay recetas mágicas que apliquen universalmente, que cada niño es distinto.

¿Se entendió entonces por dónde va la cosa? Parece fácil, ¿no? Bueno, ahora imagina que ese hijo no es un niño pequeño, sino que tiene 50 años, que ya está educado y que dedicó toda su vida profesional a su emprendimiento, por ejemplo un periódico local en papel, que alguna vez fue muy exitoso, pero que en los últimos años ha perdido mucho mercado y que su negocio casi no es sostenible; es momento de reeducarlo para que se adapte a un futuro incierto, cambiante, digital, más competitivo que nunca, donde se requieren nuevas estrategias, habilidades, conocimientos y tecnologías necesarias para seducir a un nuevo público nativo digital y sobrevivir.

Algo así es lo que intentamos hacer los agilistas con las organizaciones que ayudamos, ¿se entiende mamá?

Related Post