Inicio Marketing ¿Cómo podemos ayudar a nuestros niños a protegerse en la web? #Marketing

¿Cómo podemos ayudar a nuestros niños a protegerse en la web? #Marketing

436
0
Compartir
Children using computer
Estamos viviendo en un período de renacimiento de los nuevos medios digitales y las tecnologías que están transformando el mundo que nos rodea. Una amplia y creciente sección de la población mundial se ha sumergido en este mundo digital hiperconectado, transformando a su vez las maneras de comunicarnos e interactuar. Al mismo tiempo, como los medios digitales y la tecnología se convierten en una parte indispensable de nuestra vida cotidiana, existe una preocupación creciente de que estamos perdiendo el control a medida que crece nuestra dependencia de la tecnología.

Una cuestión clave se refiere a la escala y el alcance sin precedentes de los datos personales en línea que se generan, recopilan, analizan y monetizan, a menudo más allá de la percepción o el control de los usuarios.

En una encuesta reciente de más de 6.000 usuarios de medios digitales en todo el mundo, el Foro Económico Mundial encontró que el 52-71% de los encuestados cree que las empresas de TIC y las plataformas de medios digitales no están haciendo lo suficiente para proporcionar control de la información personal que se está compartiendo en línea. Numerosos escándalos de privacidad y violaciones de datos han ocurrido y perjudican aún más la percepción pública de la industria. Los gobiernos también están luchando para regular el uso apropiado de los datos personales de los usuarios y desarrollar estándares sólidos para la protección de datos.

Como resultado, la confianza del público en el gobierno y en las industrias relacionadas con los medios digitales no es la mejor. Abordar este problema es una alta prioridad para asegurar un crecimiento sostenible de este sector industrial y para continuar desarrollando la economía digital a largo plazo. ¿Cómo podemos cerrar esta brecha de confianza?

La inteligencia digital fomenta la confianza del público

La confianza proviene de la comprensión y el conocimiento. La inteligencia digital, o DQ, como también se conoce, es un conjunto de habilidades colectivas para satisfacer las demandas y desafíos de las vidas digitales, incluyendo la ciudadanía digital y las habilidades de alfabetización. El punto de partida es que las personas sean conscientes de cómo se recopilan y usan sus datos personales en la web y que comprendan el impacto en sus vidas.

Desafortunadamente, este DQ no es muy alto entre el público actualmente. Según la encuesta, el 32-47% de los encuestados no comprendía el significado de “presencia en línea” y “datos derivados”, incluso después de leer sus definiciones. Es claramente importante abordar esta brecha en la comprensión y equipar a las personas con las habilidades necesarias para utilizar los medios digitales y la tecnología de manera responsable.

La educación digital debe comenzar desde jóvenes

Desafortunadamente, los niños son el grupo más vulnerable y crítico en la sociedad con respecto a temas digitales. Muchos niños no son dueños de su privacidad, incluso antes de comenzar su vida digital, y no están adecuadamente equipados para administrar su privacidad después. Muchas veces, su información personal, como fotos o información,  es compartida en la web por sus propios padres, que a menudo no se dan cuenta de las implicaciones completas de sus acciones.

En otros casos, la información del niño está incluida en la nube por sistemas sociales con una comprensión ciega de las consecuencias. Ya más del 90% de los jóvenes entre los 6 y los 17 años accede a internet en toda Europa, según los datos de la OCDE. Más del 50% de los niños usan las redes sociales a la edad de 10 años. Casi todos los niños que participan en medios digitales y comparten información lo hacen sin comprender lo que significa para su privacidad.

Además de esto, el uso temprano de los medios digitales aumenta la probabilidad de estar expuesto a una variedad de riesgos en línea, como la adicción a las redes sociales, el acoso cibernético, el comportamiento sexual en línea y el delito cibernético.

Así como los jóvenes necesitan aprender las normas de tránsito antes de conducir un automóvil, los niños necesitan educación digital antes de que puedan navegar con seguridad el mundo en línea por su cuenta. Un estudio realizado en 2016 por la Universidad Tecnológica de Nanyang mostró que los niveles más altos de alfabetización digital están significativamente correlacionados con un menor riesgo de involucrarse en comportamientos potencialmente dañinos, así como con habilidades necesarias como la ciudadanía global, la empatía y el pensamiento crítico.

La falta de educación digital es una emergencia mundial

Los gobiernos y las industrias nacionales deben trabajar con otras partes involucradas, incluyendo las instituciones educativas y la sociedad civil, con rapidez e influencia. Los gobiernos deben dar prioridad a la educación digital como tema clave de la agenda, con el apoyo de la sociedad civil y las instituciones educativas. Las industrias deben aumentar la transparencia y la responsabilidad de la privacidad y la seguridad de los usuarios y asociarse con los gobiernos para implementar programas educativos digitales, así como incorporar herramientas digitales de aprendizaje en sus productos y servicios.

Una sociedad digital informada y responsable, junto con gobiernos e industria transparentes, promoverá una cultura de confianza. Esta confianza desempeñará un papel fundamental en el desarrollo a largo plazo de una economía digital duradera e innovadora.