¿Cómo proyectar tu mejor versión en cada #videollamada?

163 0

La digitalización de algunos aspectos de la vida que venimos experimentando desde hace años, y que se aceleró de forma inaudita desde el inicio de la actual pandemia, ha llevado a millones de personas a convertir sus cuartos, salas y hasta cocinas en las nuevas oficinas de trabajo y aulas escolares. Para realizar esas tareas de home office de forma cómoda, las webcams se han convertido en una herramienta primordial durante todo este tiempo.

Con el fin de entender más el alcance de las webcams externas que están revolucionando la manera de llevar nuestra vida diaria, y que apenas 2 de cada 10 personas que trabajan o estudian desde casa disfrutan las ventajas que ofrecen, a continuación Logitech comparte 4 mitos que han surgido sobre el uso de este importante dispositivo.

“Con la cámara integrada es suficiente” 

No. La verdad es que a menudo estas pequeñas cámaras integradas en el borde superior de las laptops suelen dar una imagen de baja calidad (en el mejor de los casos, alcanzan una resolución de 720p), transmitir videos lentos y que se traban, y capturar luz que hace que los rostros se vean muy brillosos o, por el contrario, que los espacios parezcan oscuros.

Tener una webcam externa, como la C920s PRO (con resolución Full HD a 1080p/30 fps o 720p/30 fps), significa dejar atrás esos imprevistos y realizar todo tipo de transmisiones con enfoque automático en alta calidad, entregando imágenes totalmente nítidas que se ajustan con fluidez y precisión a cada espacio del hogar o exterior, manteniendo uniformidad en la luz.

“Nadie pone atención a la imagen en videoconferencias” 

En estos meses de videollamadas diarias, es común que las personas sólo activen el micrófono y eviten ser vistos. Esta práctica podría traer consecuencias, ya que observar al interlocutor es importante para mantener una buena comunicación e incluso para que los jefes o profesores califiquen desde la atención que ponen los participantes hasta la formalidad en reuniones importantes.

De acuerdo con estudios de Logitech, las personas que tienen videollamadas miran sus pantallas 1/3 parte del tiempo de la transmisión ¡para verse a sí mismos!, y lo hacen de manera inconsciente. En este sentido, no basta con mostrar una buena imagen personal, sino que la claridad, fluidez y calidad con que los otros nos ven y escuchan también influyen en la percepción que los demás puedan tener de nosotros.

“Mi privacidad está segura si no activo la webcam” 

Como sucede en un capítulo de la serie de ciencia-ficción Black Mirror, existen malwares que pueden activar la cámara de la computadora incluso sin que se encienda la luz que alerta al usuario, comprometiendo la privacidad de las personas; esta es una realidad técnicamente posible, y que la Universidad Johns Hopkins comprobó en un estudio desde el 2013. Para estos casos, una buena solución es comprar una webcam con tapa integrada, que además de hacernos sentir más seguros y confiados protegerá la lente, evitando rayaduras y el contacto con el polvo.

“Si compro una webcam, también necesito un micrófono”

La nueva generación de webcams ahora tiene micrófonos integrados para entregar una gran calidad no sólo en la imagen, sino también en el sonido. En el caso de la C920s, incluye 2 micrófonos para hacer grabaciones y streamings con sonido estéreo nítido, evitando tener que acercarse mucho a la laptop para que todos escuchen claramente o regresar la reproducción de los videos para entender lo que se dice; esta combinación de audio y video en alta resolución facilita bastante la vida.

El trabajo desde casa llegó para quedarse, y se calcula que incluso una vez superada la pandemia el mundo ya no será igual, con una incidencia mayor al 80% de esta práctica para la cual la tecnología es imprescindible, en comparación con cómo eran las cosas antes de la crisis sanitaria global.

Las cámaras integradas en las computadoras no son siempre una buena opción, sobre todo cuando hay resultados profesionales o calificaciones de por medio y necesitamos un mayor desempeño tecnológico. En respuesta, las webcams externas son una herramienta que te  ayuda a proyectar tu mejor versión en cada videollamada y a tener una comunicación más profesional. Mejora tu aspecto y tu rendimiento invirtiendo en un equipo HD, ¡los resultados te sorprenderán!

Related Post