Cómo salvar la vida de un niño en 10 pasos #BusinessOffWeekend

446 0
unnamed (7)
Este lunes más de 25 millones de alumnos de educación básica regresaron a clases para el ciclo escolar 2015-2016  y con ellos la oportunidad de fomentar hábitos saludables que permitan su correcto desarrollo.

Según datos del INEGI, en México las infecciones respiratorias y diarreicas representan la primera y segunda causa de enfermedad en niños en edad escolar, es por esto que Ecolab, líder mundial en tecnologías y servicios de agua, higiene y energía, ha emitido algunas recomendaciones para procurar la educación de los niños en materia de higiene haciendo un correcto uso de recursos como el agua.

Gérmenes, los enemigos de la salud

Enseñar a los niños a seguir hábitos de higiene desde temprana edad resulta muy importante ya que les permite ser responsables de su salud, sobre todo cuando se encuentran en ambientes desconocidos y no controlados como una nueva escuela donde se exponen a virus comunes debido al contacto diario con otros niños, alimentos, mobiliario y materiales compartidos.
Es importante enseñarles que tan sólo con tocar la manija de una puerta o saludar a alguien sus manos pueden llenarse de gérmenes y, de no desinfectarse correctamente, los transmitirán a otros niños provocando enfermedades y contagios.

El círculo de infección es simple: un niño toca una superficie infectada, luego se lleva las manos a la boca y ojos contrayendo así una enfermedad, luego toca a otros niños o juguetes y material que comparte, transmitiendo el virus.

Agua, jabón y un correcto lavado de manos pueden evitar hasta 200 enfermedades

La medida más eficaz para evitar este tipo de contagios es un simple lavado de manos, ya que, por sorprendente que parezca, esta actividad convertida en hábito puede evitar la adquisición y transmisión de más del 50 por cierto de enfermedades gastrointestinales como cólera, disentería, amebiasis, salmonela, así como hepatitis A e influenza.

Enseñar a los niños a lavarse vigorosamente las manos con agua y jabón hasta la muñeca y frotar por al menos 40 segundos es la clave para romper la cadena de transmisión.
Por otra parte, datos de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) indican que anualmente más de 2.5 millones de niños menores de 15 años adquieren alguna enfermedad relacionada con el consumo de agua contaminada o la falta de ingesta de la misma.

10 pasos para un correcto lavado de manos

  1. Moje sus manos.
  2. Aplique suficiente jabón para cubrir la superficie de las manos.
  3. Frote la palma de sus manos entre sí.
  4. Frote la palma de la mano derecha contra el dorso de la izquierda entre lazando los dedos, y viceversa.
  5. Frote las palmas de las manos entre sí con los dedos entrelazados.
  6. Frote el dorso de los dedos de una mano contra la palma de la mano opuesta, manteniendo unidos los dedos.
  7. Rodeando el pulgar izquierdo con la palma de la mano derecha, frótelo con un movimiento de rotación, y viceversa.
  8. Frote la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación, y viceversa.
  9. Enjuague sus manos.
  10. Séquelas con una toalla desechable  y utilice la toalla para cerrar el grifo.

Contacto de prensa:

Liliana Azpeitia

[email protected]

Related Post