Conoce al repartidor duranguense, y a su copilota, detrás de las entregas a caballo a través de #DiDi Food

741 0

Felipe Reyna, originario de Durango y también conocido como el “DiDi Caballero” o “DiDi Horse”, quien se volvió viral por ser el repartidor en realizar la primera entrega a caballo de la que se tiene registro, y “Diamante”, un caballo de 7 años que los fines de semana alegra a los niños con recorridos en el Zoológico de Sahuatoba y ciertos días de la semana entrega pedidos en Durango”, se convirtieron en la “mancuerna repartidora que utiliza DiDi Food” más famosa de las redes sociales tras publicarse un video de ellos en acción.

Sin embargo, en este particular equipo o caballería también juega Andrea Álvarez, esposa de Felipe y la copiloto de “Diamante”, que se encarga de dar todas las direcciones y que se mantiene al pendiente de las notificaciones de la aplicación antes y durante las entregas que, aseguran, son alrededor de tres diarias.

“Nos han preguntado por qué estamos ahí (registrados en la app de DiDi Food) y les explicamos que es por las metas (programas de recompensas diarias)…si nosotros completamos las metas pues nos dan una recompensa… si uno le pega medio día (5 horas) pues fácil los $500 pesos”, comenta Felipe.

La pareja cuenta que cuando empezaron a repartir con “Diamante”, al principio, escondían al caballo o lo estacionaban lejos de los restaurantes por miedo a que no les entregaran los pedidos por no llegar en bici o motocicleta para transportarlos, pero ahora hasta las personas que atienden en los restaurantes quieren darse una vuelta sobre el famoso caballo repartidor.

“Una vez le dimos una vuelta en (la zona) del autoservicio a una chica de una pizzería y nos regalaron una pizza”, cuenta Andrea.

Galopando hacia los objetivos

Actualmente, la entrega de pedidos a domicilio es la actividad principal de Felipe y Andrea para la generación de ganancias , sin embargo, no es nueva para ellos, ya que llevan alrededor de un año haciendo entregas a través de DiDi Food, pero a raíz de un percance que derivó en la avería de su moto, Diamante fue su opción para continuar con esta actividad.

Felipe comparte que repartir a través de la app de DiDi Food les ayuda en su objetivo para este 2024, que es construir su propia casa en un terreno que adquirió recientemente y que está en proceso de finiquitar.

Su familia y amigos tomaron su popularidad en redes sociales como un acto de admiración que tiene la gente por su dedicación y perseverancia. “Al principio no lo creyeron, pero luego les dije que buscaran los videos y ya me creyeron”, explica Felipe.

Andrea apunta que “cuando andamos repartiendo en la calle nos paran para pedirnos fotos y los niños quieren tomarse fotos con el caballo, pero como les decimos que traemos pedido, sus papás les dicen que vamos a llegar tarde (a entregar los pedidos)”.

Related Post

Verified by MonsterInsights