5 buenas razones para crear Liderazgo de Pensamiento para mujeres exitosas #CapitalHumano

Por Héctor Meza, Director General de InfoSol

Este año se conmemora el 500° aniversario de la Conquista de la Gran Tenochtitlán; y sin duda uno de los momentos más emblemáticos dentro de todas las historias surgidas alrededor de este hecho histórico, es el encuentro entre Cortés y la Malinche.

Doña Marina o la Malinche, gracias a su conocimiento de las lenguas indígenas, de la geografía y la política, representa una pieza decisiva en las operaciones militares de Hernán Cortés contra los aztecas. Su actuar ha abierto una cantidad innumerable de debates; pero sin duda más allá de una traición a sus orígenes, Malintzin representa una figura femenina con un alto impacto histórico.

Su figura representa poder y liderazgo; cualidades que la llevaron a ser vista con respeto y admiración por los españoles y algunos indígenas. Así como ella, existen a lo largo de la historia grandes mujeres líderes que han transformado e impactado compartiendo sus ideas.

Eso es precisamente lo que hoy se puede conseguir con el Liderazgo de Pensamiento, pues ser una mujer líder, no sólo implica experiencia y entendimiento de las mejores prácticas de cierto ámbito, sino aportar una perspectiva nueva a un problema común.

El Liderazgo de Pensamiento es un recurso que aprovecha los elementos de un líder -talento, experiencia y pasión-, para proporcionar las mejores y más profundas respuestas a las dudas y/o preguntas más importantes de la audiencia, respecto de un tema en particular.

Pero, ¿por qué es importante un programa de Liderazgo de Pensamiento? Aquí te comparto los principales beneficios que te da una estrategia bien planeada y ejecutada:

• Aumentar la visibilidad: El Liderazgo de Pensamiento es una de las mejores maneras de destacar y aumentar la visibilidad, no sólo la de una persona, marca u organización, sino también de sus ideas, pues sin una amplia visibilidad de éstas, sería imposible causar impacto en la audiencia.

• Impulsar la credibilidad y confianza: No es un secreto que los niveles de confianza en las instituciones han caído de manera considerable; y hoy generar, mantener y recuperar la confianza de los stakeholders es esencial para lograr su aprobación, su fidelidad, su respaldo, una sólida reputación e, incluso, su preferencia de compra.

• Conquistar nuevos mercados o espacios sociales: Puedes entrar a nuevos mercados, donde tu visión y pensamiento vanguardista se volverán rentables a través de las respuestas que eres capaz de resolver. Si quieres lograr cambios de actitud o percepción, el Liderazgo de Pensamiento también te será de mucha utilidad.

• Convertir a las marcas en referente del sector: Puedes conseguir que tu marca, organización y ejecutivos o colaboradores se transformen en autoridades y referentes de un sector ante sus audiencias, mercados e industria; tanto en canales de comunicación tradicionales y digitales.

• Estimular la toma de decisiones: En la era digital, muchos de los clientes potenciales o partidarios de una idea están tomando decisiones con base en la calidad y visibilidad de las marcas u organizaciones, así como de sus líderes de pensamiento.

Con las mujeres sobresaliendo como líderes de pensamiento en los distintos ámbitos de la sociedad y expresando sus ideas, seguiremos atestiguando transformaciones que no sólo darán beneficios personales, sino también impulsarán el posicionamiento del Liderazgo de Pensamiento.

Una frase célebre de la legendaria María Félix “La Doña”, dice así: “Una mujer original no es aquella que no imita a nadie sino aquella a la que nadie puede imitar”. Y si de marcar la diferencia se trata, el Liderazgo de Pensamiento es la herramienta perfecta, ya que consigue diferenciarte a través de tus ideas, y te ayuda a monetizar el pensamiento vanguardista, obteniendo grandes ventajas que sobrepasan el esfuerzo y la inversión.

No hay que olvidar: ¡Convertirse en un líder de pensamiento es hacer dinero y hacer historia!