Conoce estas 5 herramientas digitales si vas emprender #Emprendedores

El emprendimiento en México ha tenido un auge significativo en los últimos 5 años, ya que actualmente se encuentra en el cuarto lugar dentro de los países de América que fomentan este tipo de actividades, de acuerdo con cifras de una importante aceleradora de negocios; lo cual significa también un gran crecimiento para el país ya que las PyMEs representan el 52 por ciento del Producto Interno Bruto del país y 72 por ciento de los empleos generados en el país.

Las nuevas generaciones de emprendedores tienen la ventaja de contar con herramientas digitales, ya sean gratuitas o de pago,  que les ayudan a impulsar y desarrollar sus iniciativas y conseguir sus objetivos.

Las siguientes plataformas están desarrolladas para ayudar a los emprendedores desde la generación de una idea, el plan de negocio, hasta el análisis de la actividad que realizan. Este listado abarca las principales herramientas que pueden darles ese empuje adicional:

  • ERP (Sistema de Planificación de Recursos Empresariales): Este tipo de programas se han vuelto fundamentales para el crecimiento de una empresa ya que se encargan de distintas operaciones de producción y aspectos de administración. Integrar un ERP a una empresa, no sólo aumenta la productividad gracias a la automatización de procesos, disponibilidad de la información en una misma plataforma, y ahorro de tiempo, sino que también reduce los costos operativos si se adquiere un software que se acople al tipo de giro del negocio y sobre todo que se vaya actualizando con los requerimientos tanto tecnológicos como fiscales que se vayan presentando.

  • Business Intelligence: La BI o “Inteligencia de Negocio” está estrechamente relacionada con los ERP ya que se pueden integrar permitiendo realizar análisis y reportes sobre el estado de la empresa con los datos proporcionados por la misma ERP. Además de brindarte una ventaja competitiva, tienes la facultad de recopilar toda la información de tu negocio relacionado a la rentabilidad de un producto, control financiero o planificación de la producción.

  • CRM o Gestión de las Relaciones con Clientes: Un CRM te ayuda a almacenar la  información sobre cómo se lleva la interacción entre clientes actuales y potenciales con el negocio. Con esta información, las empresas pueden conocer las necesidades de los clientes y anticiparse a ellas, ya que se pueden hacer mejores segmentaciones de tus consumidores y se genera la información necesaria para mejorar el servicio al cliente y de posventa.

  • E-Commerce: El comercio electrónico ha crecido favorablemente para muchos negocios en los últimos 3 años. Esta modalidad de comercio le permite a las empresas ofrecer sus productos o servicios a través de internet o tiendas en líneas, y supone mayores ventajas frente al comercio tradicional, ya que no tiene límite de horario, no existen barreras geográficas, se puede segmentar mejor a los clientes y está al alcance de todos. Si tu negocio aún no incursiona en el e-commerce hay mucho mercado que no estás abarcando.

  • Marketing Digital: Las nuevas estrategias de comercialización ya contemplan canales digitales; a diferencia del marketing tradicional, no requieres de inversión millonarias para lanzar una campaña y posicionar tu producto o servicio, ya que puedes medir detalladamente, de forma más sencilla, los alcances de tus esfuerzos y hacer los ajustes necesarios. Por otro lado, es bidireccional, ya que se genera diálogo entre el cliente y la empresa, y hasta se puede crear una comunidad digital en torno a tu marca.

A pesar del gran impacto que hoy en día tienen las TI (Tecnologías de la Información) en las PyMEs mexicanas, se estima que sólo el 9 por ciento las utiliza, de acuerdo a una encuesta realizada por una plataforma que otorga préstamos a PyMES, en 2017; y la principal razón de este bajo porcentaje se debe al desconocimiento de las necesidades que hay en las empresas, además de la falsa creencia que invertir en tecnología es caro e incluso innecesario.

“La tecnología no sólo ha cambiado nuestra rutina diaria, la manera en que nos comunicamos, en que interactuamos y sin duda en cómo hacemos negocios. Es indudable que se ha vuelto clave en el desarrollo de una empresa por lo que es increíble que aún no sea incluido en algunos procesos. Estas herramientas digitales no sólo ayudan a una mejor distribución de los recursos, sino que ofrecen un nivel de organización y control que son elementales sobre todo cuando se va empezando y se presentan fugas de capital que llegan a quebrar a una empresa”, aseguró Israel Coto, director de la oficina Microsip en Ciudad de México.

Aunque no existe una fórmula que asegure el éxito o fracaso de un negocio, hoy en día, sí existen herramientas que pueden ayudar a los emprendedores a tener ese impulso adicional. Lo importante es pensar en la tecnología como una inversión más que un gasto; la exigencia económica actual obliga a las empresas a actuar con rapidez y ser eficientes; más aún cuando se trata de una PyME, ésta debe adaptar su modelo de negocio para posicionarse en su respectiva industria, frente a su competencia y en la preferencia de los clientes.