Consejos para comenzar a trabajar como freelance #CapitalHumano

El trabajo independiente ha cobrado bastante relevancia y popularidad entre los trabajadores mexicanos durante los últimos años. El número total de freelancers creció 33% durante el último año, y al mismo tiempo, el contrato de consultores externos por parte de empresarios en México se incrementó un 37%, de acuerdo con datos de la firma de servicios Regus.
 

Uno de los motivos para que las personas opten por ser freelancers, es la independencia que brinda, a nivel financiero, de movilidad y en términos vacacionales. Pero dar el paso hacia la vida profesional independiente, tanto para quienes han colaborado en empresas tradicionales con anterioridad, como para los jóvenes que recién entran al mercado laboral, puede resultar complicado si no se tiene clara la manera de comenzar a desarrollar proyectos por cuenta propia. Workana, plataforma líder en América Latina de contratación de profesionales independientes, brinda 7 consejos para empezar a trabajar por cuenta propia.

1.     Elige una actividad específica. Para comenzar a trabajar por tu cuenta y destacar entre la competencia, necesitas brindar un servicio o producto muy concreto. Para elegir una especialidad, identifica cuáles son tus mayores fortalezas y habilidades dentro de tu campo de trabajo, así puedes delimitar tus servicios a aquello que haces mejor y te puede hacer destacar. Si no tienes experiencia laboral previa, lo recomendable es que enfoques en la actividad que te apasiona, pues así comenzarás a ganar habilidad dentro de lo que más te gusta y poder seguir desarrollando tu profesión en el futuro.

2.     Aprende a vender. Al ser independiente, tus ingresos y trabajo dependerán únicamente de tu capacidad para encontrar buenos clientes y proyectos. Para concretar proyectos, necesitas saber vender y promocionar tus productos o servicios al público adecuado. Publicar tus servicios, una descripción de tu trabajo y una muestra del mismo en plataformas digitales como Workana, te ayudará a entrar en contacto con tu público objetivo y posteriormente conseguir a tus primeros clientes. También destina algo de tu tiempo para aprender marketing básico, que te permita llegar a los clientes ideales.

3.     Selecciona bien tus proyectos. Cuando se comienza como freelance, es común comenzar a aceptar cada oportunidad de trabajo que se presenta. Toma las cosas con calma y ordena tu tiempo para priorizar las propuestas de trabajo, para seleccionar las que te sean más rentables y que puedas completar en un menor tiempo. Los proyectos a corto plazo generalmente requieren menor inversión de tu tiempo, y te servirán para comenzar a ganar experiencia en un periodo más corto.

4.     Revisa los aspectos fiscales y legales de tu trabajo. Como en toda actividad laboral, al ser freelance estás sujeto a cumplir con tus obligaciones fiscales y legales, que pueden variar de acuerdo a lo que te dediques. Investiga si existen restricciones legales para desempeñar tu trabajo por tu cuenta, o si necesitas permisos especiales para comenzar a ejercer; además, debes poner en orden tus finanzas y declarar los impuestos correspondientes con el fisco para evitar problemas en tu futuro y darle certeza a tus clientes de que tu trabajo es honesto.

5.     Encuentra un buen espacio de trabajo. Un aspecto que atrae la atención de mucha gente para acercarse al trabajo independiente es la posibilidad de trabajar en el lugar que te sea más agradable. Puedes probar trabajar desde casa, en una cafetería, o en un espacio de coworking; cada opción cuenta con sus propias ventajas, así que prueba cada una hasta que encuentres el sitio en el que te encuentres más cómodo y puedas ser más eficiente.

6.     Escucha a tus clientes. Cuando comiences a concretar tus primeros proyectos, presta atención a los comentarios de tus clientes. Para hacer crecer tu cartera de clientes y tu portafolio de trabajo, debes brindar un servicio de calidad y que se ajuste a las expectativas de tu público. Si no escuchas a tus clientes, jamás podrás trabajar en tus áreas de oportunidad ni corregir los errores que puedas cometer durante tu proceso de trabajo. Mejorar la calidad de tu trabajo con cada proyecto es la clave para comenzar a crecer profesionalmente.

7.     Invierte tiempo para hacer networking. Cuidar las relaciones con tus clientes y proveedores es el primer paso para comenzar a formar tu red de negocios. Muchos proyectos importantes se realizan gracias a las recomendaciones sobre trabajos pasados, por lo que no es mala idea comenzar a entablar relaciones profesionales con las personas que frecuentemente hacen negocios contigo. Potencialmente, puedes conseguir mejores tratos para pagar tus servicios, contactarte con potenciales nuevos clientes o asociarte para nuevos proyectos.
 

El rumbo que tome tu carrera profesional dependerá de los objetivos laborales que te fijes, así como del esfuerzo que le pongas a desarrollar tu carrera. El límite de un freelance, tanto en lo profesional como en lo económico, se encuentra sólo en donde éste decide ponerlo, así que fíjate metas altas y trabaja duro para alcanzarlas.