Las latinoamericanas exigen más oportunidades y paridad de género en el mercado laboral #CapitalHumano

La campaña #YoQuiero, realizada en diversos países de la región, dio visibilidad a algunas  de las inquietudes de las mujeres de Latinoamérica; siendo la equidad uno de los temas pendientes

Ofrecer las mismas oportunidades tanto a hombres como mujeres es uno de los rezagos más grandes de muchos países, pues aunque expertos como los de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) reconocen avances, aseguran que aún persisten diferencias en todos los ámbitos de la vida social y económica entre ambos. Según la organización, los tres principales problemas de desigualdad son la violencia contra las mujeres, la persistente disparidad salarial entre los géneros y la distribución desigual del trabajo no remunerado. Es decir, que el rol de la mujer en la vida productiva y laboral es aún preocupante.

Una situación resaltada también por mujeres mexicanas en la plataforma #YoQuiero, un foro creado por AdoptaUnChico, en el que mujeres de los diferentes países donde tiene presencia pudieron compartir lo que desean que cambie en su entorno.

“La lucha por empoderar a las mujeres tiene muchos frentes. Uno de los principales es darles visibilidad, ofreciéndoles  las herramientas necesarias para levantar la voz, expresando exactamente qué es lo que requiere un cambio”, indicó Rocío Cardosa, Project Manager de la plataforma. “Este tipo de  acciones invitan a empleadores, empresarios, tomadores de decisiones y gobiernos a actuar, resaltado situaciones que deben mejorar", aseguró.

Dentro de esta campaña, indicó Rocío Cardosa, el aspecto de igualdad de oportunidades tuvo una presencia importante. Algunas de las declaraciones más importantes de las mujeres mexicanas al respecto fueron:

Que mi género no defina mi sueldo, sino el trabajo que desempeño (Anayeli, 26 años).

Tener las mismas oportunidades (Any, 28 años).

Ser valorada por mis competencias, no por mi apariencia (Anónima, 23 años).

Un ambiente de trabajo igualitario, que no me crean débil… Merezco las mismas responsabilidades y beneficios que un hombre en el ambiente laboral. No por ser mujer tengo menos capacidad (Michelle, 24 años).

Sobresalir sin ser cosificada (Valeria, 24 años).

Que nadie me subestime por ser mujer (Alejandra, 27 años).

En países de Latinoamérica, también se observó una tendencia de mensajes de paridad laboral: “Quiero tener la oportunidad de demostrar mis capacidades”, compartió Ayelén, una chica de nacionalidad argentina de 24 años. En Colombia, Alejandra, de 26 años, consideró urgente “trabajar en un lugar donde el género no sea un impedimento para crecer profesionalmente”.

“Esto es una problemática presente en muchos países que limita oportunidades a todos. Por ello, además de empujar políticas, necesitamos poner atención a nuestras actitudes y formas de comprender el problema de la desigualdad. #Yoquiero, busca ser parte de esa solución”, concluyó Rocío Cardosa.