Las ventajas y desventajas de emprender en familia #Emprendedores

Actualmente en México, derivado de las crecientes necesidades económicas en la población, la tendencia a emprender con la familia ha ido en aumento. Día a día se forman diferentes negocios que son operados, a veces en su totalidad, por familias completas, o en otros casos, por algunos miembros que encabezan las operaciones y se encargan de dirigir a un grupo de empleados.

De acuerdo a un estudio realizado por una institución de crédito en Suiza, México resultó tener el promedio más alto de empresas familiares con un 48.5 por ciento respecto a diferentes países en América Latina. Por otro lado, en México existen alrededor de 5 millones 654 mil 014 empresas en los sectores de industria, comercio y servicios, de las cuales el 85 por ciento son familiares de acuerdo con cifras del INEGI. Este tipo de industrias han tenido tal importancia que actualmente generan el 85 por ciento del total de empleos en el país y el 60 por ciento de Producto Interno Bruto (PIB).

Algunos de los beneficios que presentan los emprendimientos familiares son:

Se combina la vida laboral con la profesional, por lo que los tiempos están mejor balanceados en ese aspecto

Los tiempos de respuesta en cuanto a la solvencia de cualquier problema, pueden eficientarse, ya que estas decisiones pueden tomarse en cualquier momento, incluso estando en casa

Generar una cultura emprendedora puede ser transgeneracional, lo que resulta en nuevos negocios y mayores oportunidades de crecimiento

Crear una cultura propia, bien definida, con la oportunidad de construir una misión, visión y objetivos perdurables

Si bien existen muchos beneficios, tampoco todo es miel sobre hojuelas, ya que existen desventajas que pueden afectar más allá del negocio:

Falta de profesionalismo y/o compromiso de los familiares hacia el negocio

Los conflictos familiares pueden obstaculizar el desempeño o la toma de decisiones en cuanto a una postura imparcial

Puede haber un mal manejo financiero ligado al abuso de confianza por tratarse de “algún miembro de la familia”

“Emprender con la familia sin duda es una gran apuesta que debe ir acompañada de las decisiones correctas para evitar problemas con la gestión. Lo primordial, en este caso, sería invertir en herramientas administrativas que ayuden al cumplimiento de las obligaciones fiscales, la contabilidad, el control del inventario y hasta la nómina de los empleados”, comentó Israel Coto, director de la Oficina de Microsip en Ciudad de México. “La ventaja que te da la implementación de estas soluciones, no sólo permitirá una mejor administración de los recursos, sino que les dará visibilidad a todos los familiares sobre cómo se desarrolla la operación del negocio y en qué momento ajustarla”. puntualizó Coto.

Es necesario establecer desde el principio las bases de una confianza sólida, lo cual podrá evitar posibles conflictos o disputas familiares. También en medida en que se refuerce la forma de trabajo, y se complemente con el uso de sistemas administrativos, la relación entre los miembros que conforman el negocio, se irá fortaleciendo para darle continuidad a la empresa de la mano de las nuevas generaciones.