Violación a la privacidad, amenaza empresarial #Marketing

Actualmente, las empresas en México están inmersas en una feroz competencia de mercado. Por la rapidez de sus acciones, efectúan operaciones sin conocer que asumen riesgos importantes al tener software que deja al descubierto los datos personales de los clientes y proveedores. Una muestra de esto es el resultado de la encuesta de Garther, donde se afirma que el 58% de las compañías del país incumplen la ley de protección de datos personales por la falta de programas correctos, revelando que no se consideran las consecuencias financieras y fiscales a las que están expuestas.

La violación a la privacidad es un término utilizado para describir la recaudación, almacenamiento y publicación de datos privados de los clientes y proveedores, lo cual está sancionado en México por la Ley Federal de Protección de Datos Personales en posesión de los particulares, con multas que han llegado a sumar $317 millones 946 mil pesos a junio del 2017, teniendo en cuenta la gravedad de la infracción, la capacidad del infractor y la gravedad de la incidencia. Un ejemplo de esto es una compañía de telefonía, la cual fue multada durante 2015 por 90 mdp por filtración de datos de clientes.

Según un estudio del Instituto Ponemon, las fugas de datos cuestan actualmente a las organizaciones una media de más de 200 dólares por cada registro de cliente en peligro, adicionalmente pierden la reputación corporativa.

Para evitar estos problemas podemos recurrir a las soluciones de encriptación informática, firewalls, antivirus, controles de accesos y soluciones antifraude. Proveedores de soluciones de encriptación como OFI.com.mx se encargan de la gestión total de estas plataformas, siendo una solución ideal para las empresas por: asegurar el resguardo de la información dentro de la empresa, desde datos sensibles de proveedores, el control de los colaboradores que tienen acceso a la información, la encriptación de bases de datos, así como protección contra hackers y malwares que pudieran comprometer los datos. Las compañías también deben de enfrentar las amenazas a la información sensible para evitar la violación a la privacidad, robo de identidad o fraudes cibernéticos, sin perder de vista la fuga de información interna.

La inversión en sistemas de encriptación es un recurso que preserva las oportunidades de negocio de las empresas. Gracias a estas plataformas las organizaciones satisfacen sus necesidades inmediatas de protección de datos y proporcionan seguridad a cada uno de sus clientes y colaboradores.

Tags: