Covestro México promueve una cultura organizacional diversa e #incluyente

214 0

Actualmente, la inclusión y la diversidad en espacios laborales es una realidad cada vez más común, pues las compañías reclutan y promueven a colaboradores sin importar su género, edad, nivel socioeconómico, orientación sexual, religión, nacionalidad, color de piel, entre otras características. Dichas empresas no practican ni toleran ningún tipo de discriminación, ejercen la igualdad en sus empleados y respetan cualquier diferencia.

En México, de acuerdo con Human Rights, 77% de las empresas ya son incluyentes[1], lo cual refleja un creciente compromiso con la adopción de políticas y prácticas de inclusión LGBTQ+ en sus lugares de trabajo, no solo por fomentar un ambiente más equitativo y aportar una visión mucho más global de las competencias corporativas, sino también para mejorar la calidad de vida, y para aumentar los índices de productividad. Razón por la cual el sector privado debería apostar por la diversidad y la inclusión como parte de su estrategia de responsabilidad social.

Ante este panorama, Covestro, líder en la producción de polímeros de alto rendimiento, promueve la inclusión y la diversidad en cada uno de los países en los que opera, bajo sus valores corporativos: curiosidad, coraje y color, y basándose en su propósito de hacer del mundo un lugar mejor.

“La inclusión debe ser permanente para fomentar pensamientos no convencionales e ideas creativas. Ver nuestras diferencias es una manera de reconocernos como personas sin etiquetas, por ello, todos somos pieza fundamental a la hora de hacer posible un mundo sin prejuicios, y los espacios laborales no son la excepción, porque ahí es donde podemos generar soluciones innovadoras para un mundo cambiante”, aseguró Antonio Bello, responsable de Recursos Humanos, Covestro México.

A pesar de que cada vez más empresas fomentan la diversidad y la inclusión, hasta 2019, en nuestro país, a más de la mitad de la población LGBTQ+ se le negaba sin justificación una oportunidad laboral o de ascenso.[2] Por ello, Antonio Bello agrega: “es necesario trabajar para lograr ambientes laborales inclusivos, donde el talento LGBTQ+ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, personas Transgénero e Intersexuales) se sientan seguros, libres de ser ellos mismos y participen plenamente en el lugar de trabajo, ya que son factores esenciales para fomentar un pensamiento no convencional, ideas creativas y, por tanto, mayores oportunidades de ser exitosos como compañía”.

Se estima que a nivel nacional, el 17.5% de las compañías ya cuentan con personal en niveles directivos que se identifica abiertamente como parte de la comunidad LGBTQ+.[3] Por ello, el compromiso de Covestro es atraer talento que responda a valores y actitudes, competencias, habilidades, experiencias y conocimientos; dejando a un lado los prejuicios, lo que permite generar cambios e impulsar el profesionalismo de todos los colaboradores, quienes juegan un papel esencial en el desarrollo de la empresa.

Related Post