Da click… ¡y a comer!

219 0

La tecnología de pedidos de entrega de alimentos ha cambiado drásticamente en los últimos años, provocando una acelerada reacción en los consumidores. Esto se ha visto reflejado en los hábitos del consumidor, que cada día exige más y mejor calidad en el  servicio.

Estos cambios se originaron a partir de la contingencia sanitaria, la cual obligó a los restaurantes a cerrar sus puertas y no dar servicio en sus establecimientos. Ello provocó una caída profunda del Producto Interno Bruto (PIB) de la industria restaurantera de 29.3% en 2020 respecto a 2019, en tanto que el de la economía nacional se redujo 8.2 por ciento. Sin embargo, la entrega a domicilio fue un salvavidas para el sector, aunque en el camino, un gran número de ellos, sucumbió ante la medida. Los que sobrevivieron se apresuraron a establecer canales de entrega y hacer un reset para permanecer activos y dando servicio.

Desde el año pasado, la industria del servicio de alimentos en México se caracterizó por la transformación en cuanto a remodelaciones, aperturas, integración de tecnología, desarrollo de sistemas de entrega y renovación de menús. Los hábitos de los consumidores han cambiado y la industria está trabajando para adaptarse, señala el estudio Consumer Foodservice in Mexico de Euromonitor.

En nuestro país, el mercado de las aplicaciones de entrega de alimentos a domicilio ha mostrado un importante crecimiento. La participación de mercado en México en estos servicios asciende a casi 30% del total en América Latina, ubicándose sólo por debajo de Brasil.

La industria restaurantera está conformada principalmente por microempresas (aquellas que dan empleo hasta a 10 personas), ya que 96 de cada 100 unidades económicas corresponden a este tamaño y ofrecen empleos a 70 de cada 100 personas ocupadas en este sector. En términos de producción, generan 55.9 de cada 100 pesos. Las unidades económicas de la industria restaurantera representan 12.2% de todos los negocios del país y generan poco más de dos millones de empleos

El auge de las aplicaciones de entrega de comida.

Cada vez más restaurantes han comenzado a asociarse con servicios de entrega de comida, pero anhelan una aplicación móvil para atender a sus clientes habituales, que están satisfechos al cubrir sus necesidades de comodidad y calidad de la comida, así como eficiencia en los servicios de entrega.

Sin embargo, hay otros factores que se deben considerar, explica Martín Malievac, Director de Investigación y Desarrollo de Napse. “Es indispensable que una aplicación de entrega ofrezca seguridad y confianza en su funcionalidad; aumenta las ventas y no las disminuye por los altos costos de comisión; que optimice los procesos de recepción de los pedidos; además de atraer a nuevos clientes y ofrecer eficiente servicio”.

Agregó que las apps de entrega de comida están dando pasos firmes. “Este sector está preparado para ser un elemento permanente en el panorama gastronómico. A pesar de que el entorno de las aplicaciones de entrega de alimentos continúa en constante expansión, su estructura económica permanecerá en constante evolución, con el propósito de ofrecer una experiencia al usuario de calidad”.

Malievac agregó, que Napse cuenta con herramientas que pueden facilitar la recepción de pedidos. Entre ellas destaca Delivery App, la cual se enfoca en vender más a través de la automatización de marketing y la aplicación de inteligencia en la operación. Puede recibir pedidos en línea a través de la aplicación, sitio web, chatbot y teléfono. Se conecta con cualquier medio de pago, y coordina la entrega a través de cualquier empresa de entrega de última milla o delivery propio.

Related Post

Verified by MonsterInsights