Dark stores: el valor del lado oscuro del retail #Notadeautor

428 0

Por: Juan Carlos Molina, Director General de GS1 México

Como diría el físico alemán Albert Einstein, “en los momentos de crisis, solo la imaginación es más importante que el conocimiento”, ya que la crisis sanitaria generada por el COVID-19 ha puesto a prueba la capacidad de innovación de diversas industrias para responder de manera eficiente, ágil y rápida a los retos que traerá la nueva normalidad.

En este contexto, un caso de innovación a resaltar es el de la industria restaurantera, la cual se enfrentó a la disyuntiva de cerrar temporalmente sus negocios durante la contingencia o incluso de manera definitiva, por lo que encontraron en el modelo de dark kitchen o cocina fantasma la posibilidad de reducir costos en actividades de atención al público, concentrarse solo en la elaboración de la comida y apoyarse en las apps de delivery para entregar los alimentos.

Según un reporte de Euromonitor, en China ya existen más de 7 mil 500 dark kitchens, en India más de 3 mil 500, en Estados Unidos 1 mil 500 y en Reino Unido 750. En México, durante abril y mayo, Alsea implementó este concepto en 34 unidades del Vips y El Portón para ofrecer platillos de las marcas Chili’s, El Portón, Italianni’s, The Chesse Cake Factory, La Casa del Comal y Corazón de Barro.

Paralelamente, ante el boom del ecommerce y las ventas en línea, el sector retail ha experimentado una reconfiguración de sus estrategias de negocio para responder efectivamente a los desafíos del entorno omnicanal en el que se desenvuelven y satisfacer las necesidades de sus clientes. Ante este panorama surgen las dark stores.

Las tiendas oscuras son almacenes de operaciones o centros de distribución (CEDIS) establecidos exclusivamente para la preparación y envío de los pedidos que llegan desde el marketplace del detallista. Normalmente, se ubican en ciudades de gran densidad demográfica y la distribución de mercancías es la misma que una tienda física o punto de venta; no obstante, su principal diferencia es que no atiende clientes, no hay cajas y carece de material publicitario o promocional. Además, otro formato de dark store está diseñado para que el consumidor retire sus compras online -click and collect-

De acuerdo a la consultora A.T. Kearney, la efectividad de las tiendas oscuras triplica la de los supermercados tradicionales, gracias a que están abiertas las 365 del año y permiten contar con una mayor gama y disponibilidad de productos, así como ampliar la capacidad de preparar pedidos, entregar y recoger mercancías en zonas de alta densidad de órdenes de compra o con restricciones por el tráfico. Estos beneficios hacen del comercio electrónico una opción más viable para el retail.

Por otra parte, las dark stores varían según su nivel de automatización, ya que pueden llegar a ser similares a un supermercado, donde los empleados recorren los pasillos con un carrito y recogen los artículos de la orden de ecommerce, mientras que otras implementan Software de Gestión de Almacenes (WMS por sus siglas en inglés), drones, cobots -robots colaborativos- y transportes automatizados para poner las mercancías en cintas transportadoras con bandejas que los trasladan hacia un lugar de picking para preparar los pedidos online y enviarlos.

Sin duda en el futuro próximo los grandes retailers implementaran las tiendas oscuras para fortalecer su estrategia de comercio electrónico a nivel local, regional y global, así como cumplir con el estándar de entrega en 24 horas, satisfacer las nuevas tendencias de consumo y acercar los productos al consumidor a un solo clic de distancia. Y tú, ¿ya estás listo para aprovechar los beneficios del lado oscuro del retail?

Related Post