Del colegio a futuros líderes de Kellogg: New Tigers #Marketing

46 0

Kellogg es el líder mundial en la producción de cereales y la segunda compañía más grande en la producción de snacks. Además, es una de las compañías líderes en Estados Unidos en la elaboración de productos congelados. Todos los días, las marcas de la empresa deleitan a las familias de más de 180 países, generando ventas anuales de más de $13 mil millones de dólares.

En Latinoamérica la compañía ha estado presente por más de 100 años, cuenta con más de 4,100 empleados, 6 plantas de producción y múltiples centros de distribución. Constantemente invierte en nuevos productos y categorías y, año con año aumenta su volumen de producción. En esta etapa importante de expansión, es esencial para la empresa contar con colaboradores líderes que refuercen su capacidad de innovar, entregar resultados y crecer, razón por la cual todos los días buscan robustecer su banco de talentos.

La multinacional entiende que las fortalezas están en nuestras diferencias, por lo que celebra las diversas características de sus colaboradores e impulsa múltiples grupos internos que parten de las singularidades individuales para inspirar un cambio en la organización y en el mundo. El enfoque de Kellogg en temas de inclusión le permite a la compañía construir una cultura donde todos los empleados estén inspirados por compartir su pasión, talentos e ideas. Se trata de llevar tu mejor yo al trabajo.

Uno de estos grupos internos es “New Tigers”, cuyo objetivo es atraer y desarrollar a jóvenes profesionales con alto potencial para asumir posiciones de liderazgo en las diferentes áreas estratégicas de la compañía, estableciendo una cultura sostenible de alto desempeño. El programa consiste en rotar por las diferentes áreas de la empresa, manejando proyectos especiales con el fin de adquirir las competencias y habilidades necesarias para ocupar posiciones de liderazgo una vez culminado el programa de 18 meses de duración.

Las nuevas generaciones buscan empresas en donde pueden aprender y ser parte de grandes retos desde un inicio. Kellogg por esa razón cuenta con el programa “New Tigers” en el que los apoya a adquirir experiencia, pero también los forma como líderes del futuro. Ellos son la prueba de que lo importante no es la edad, sino el talento y la capacidad.

Generar un entorno en donde las personas puedan desenvolverse con libertad y que ofrece igualdad de oportunidades a todos los miembros es algo que como sociedad cada día buscamos más. Por ello, empresas como Kellogg son un ejemplo de la adaptación al cambio y de cómo debe renovarse una organización para ser atractiva a las nuevas generaciones.

Related Post