Del tren del meme al #memepublicitario

248 0
Por:
Departamento de Planning de ESE Group
Rosa Gabriela Castro Díaz
Ivette Dickinson Galicia
En el libro El gen egoísta del biólogo evolutivo Richard Dawkins, se plantea la idea de que así como los genes se transmiten a otras generaciones, algo similar pasa con las ideas, creencias, conductas y modas, lo que definió como memes.
Partiendo de esta premisa, se puede decir que un meme es una unidad de transmisión de información cultural que pasa de una persona a otra a través de la comunicación e interacción. Un meme puede ser desde una palabra como “chale” hasta una canción de moda que se tararea en todos lados del país y del mundo.
Fue en la década de los noventa cuando a los mensajes con soporte digital (imágenes, fotos y videos), se les comenzó a llamar memes, tomando el concepto de Dawkins. Se caracterizan por hacernos reír, ser anónimos, adquirir vida propia y evolucionar con muchas versiones diferentes realizadas en colaboración, y la mayor parte del tiempo también son irreverentes, ya que hacen bromas de todo y todos.
Su estética no busca ser realista o cuidada, su manufactura es sencilla, es parte de su toque las imágenes pixeladas, lo que importa es que se entienda la intención, el mensaje.
Son espontáneos y se generan según sucesos o tendencias, en ocasiones también cuestionan y denuncian, lo que importa no es que sea bonito, sino su impacto, que surgen con inmediatez, sean llamativos y su mensaje se entienda.
Tomando en cuenta estas características, se comprende porqué los memes se adaptan bien a la cultura mexicana, que a su vez siempre se ha distinguido por su humor y picardía, nos reímos de los momentos alegres y divertidos, pero también de las tristezas, desgracias y el caos. Un hecho que aunque parezca contradictorio, en palabras de Rafael Barajas, El Fisgón, caricaturista político, “es sano y ayuda a mantenernos cuerdos”, dado que es justo el humor lo que nos permite sobreponernos y vivir las situaciones de una forma más amable.
Aunado a lo anterior, sabemos que el consumo de contenido gráfico y audiovisual es mayor al escrito en nuestro país. A lo anterior le agregamos que los mexicanos pasan 3.2 horas diarias en promedio en las redes sociales, según un informe de Global Media Intelligence.
Memes como mensaje de publicidad
En resumen, los memes son una forma de expresión que tiene gran fuerza, y ya no son solo un chiste, también pueden ser una poderosa herramienta en la publicidad de las empresas, pero ¿qué tenemos que considerar para lograrlo?, ¿cómo destacar entre tanta información que recibimos?
En ESE Group realizamos un documento llamado: Del tren del meme al meme publicitario, donde enumeramos algunos de los hallazgos para hacer memes publicitarios para los mexicanos. A continuación, cuatro aspectos importantes:
  1. Para incursionar en el meme publicitario primero se debe tener clara la personalidad de la marca y tono de la comunicación, para darle un lugar al humor. También hay que tener presente que entramos a un campo abierto, donde todo puede ser broma y debemos estar dispuestos, incluso, a burlarnos de nosotros mismos.
  2. Aunque sean del gusto de la mayoría, puede que no sean del agrado de todos, ya que será claro que fue generado por una marca para hacer presencia de su negocio.
  3. Por supuesto, si bien el humor es un gran recurso, debemos saber sobre qué y cómo bromear, porque hay temas sensibles a nivel cultural y social que ni los propios usuarios se atreverían a tocar para hacer chistes.
  4. A la vez, hay que mantener la estética del meme, no necesitamos imágenes con la mejor resolución, ni textos más elaborados sobre las bondades de los productos. Debe ser un mensaje que divierta y conecte.
Cuando hablamos de “el tren del meme” nos referimos a ese momento en el que un meme logra ser adoptado por la masa, gracias a que se conecta con una emoción de su presente y le funciona para entretenerse, conversar e interactuar a través de diversos canales.
Si bien es un reto competir con tanta información que recibimos a diario, las marcas también podemos subirnos al tren de meme, para conectar de forma divertida y relevante con los consumidores.

Related Post