Desde atención de partos hasta primeros auxilios remotos, así funciona el centro de emergencias más inteligente de Latinoamérica #Negocios

102 0

Las nuevas herramientas tecnológicas son aplicadas con mayor frecuencia a los servicios de emergencia y de seguridad pública en México, lo cual está definiendo un rumbo cada vez más marcado para contar con ciudades inteligentes. Tal es el caso del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones, Coordinación e Inteligencia (C5i) de Hidalgo, que en menos de un año de actividades, se ha posicionado como uno de los más modernos no sólo del país, sino de Latinoamérica.

Inaugurado en mayo de 2019, con la iniciativa del Gobierno de Hidalgo, encabezado por Omar Fayad, el C5i opera con aplicaciones de geolocalización, asistencia remota, videollamadas en tiempo real, Internet de las Cosas (IoT), análisis de Data y chats silenciosos, entre otras, concentrando en un solo lugar tecnologías innovadoras, talento humano y coordinación de diferentes instancias para atender unas 116 mil llamadas al 911 que se realizan cada mes, donde se recibe la información de más de 10 mil cámaras públicas y privadas distribuidas en el estado.

“El C5i es uno de los ejemplos más visibles de cómo las nuevas tecnologías son clave para lograr una reducción de la incidencia delictiva, optimizar los tiempos de respuesta al pasar de los 10 a 5 minutos en promedio, así como de disminuir las llamadas improcedentes como bromas que se hacen al 911 en la entidad a 65%, lo cual la coloca por debajo del nivel nacional que llega a ser hasta del 80%”, explica Israel Anguiano Romano, coordinador general del C5i Hidalgo“Los reportes que recibimos se clasifican en emergencias médicas, protección civil, seguridad y servicios públicos”, concluyó.

El Centro ha impulsado estos resultados a partir de una alianza con Carbyne, líder mundial en la gestión inteligente de llamadas de emergencia. El acuerdo ha hecho posible reducir los tiempos de respuesta en llamadas de emergencia y optimizar el despacho de recursos y los elementos necesarios en dónde éstos se requieren, cabe destacar que el tiempo de cada llamada al 911 ha bajado de 90 a 82 segundos; además cuentan con operadores que pueden responder en inglés, francés e incluso náhuatl.

Otra de las capacidades son las videollamadas, las cuales se activan cuando la persona llama desde un smartphone y da su autorización para que el personal del 911 acceda a la cámara de su dispositivo mientras dure la asistencia. Este proceso ha ayudado a acelerar la ayuda mientras arriban los servicios médicos o de seguridad, y ha servido en labores de partos, infartos, intentos de suicidios, caídas de bardas, lesiones, desmayos, percances en autos, entre las más de 200 categorías del Catalogo Nacional de Incidentes de Emergencia. Carbyne y el 911 también hacen posible que el C5i pueda acceder a la geolocalización en tiempo real del usuario.

“Uno de los mayores desafíos globales que enfrentan las agencias de seguridad pública es el aumento de la eficiencia e inmediatez en la atención. Pero a medida que instituciones y ciudadanos aprovechemos las posibilidades que ofrece el uso de las nuevas herramientas tecnológicas para las situaciones de emergencia, veremos cada vez más casos como el del C5i de Hidalgo, donde ya podemos identificar un referente en cómo este cambio puede ser viable para una región o un país entero”, concluye Raymundo Sánchez, Regional Sales Manager de Carbyne.

Related Post