Día del Trabajo: ¿cómo cuidar del trabajador industrial en la nueva #normalidad?

107 0

El primero de mayo es una conmemoración a las acciones de los obreros durante la huelga de Haymarket, Chicago, en 1886. Desde entonces, esta es la fecha representativa de la lucha por el respeto y cumplimiento universal de los derechos laborales.

Uno de esos derechos es estar seguro en el entorno de trabajo y, cuando se trata de proteger a los empleados, las compañías industriales tienen una tarea monumental. La pandemia modificó los estándares de seguridad, por lo que es importante conocer prácticas que no deben faltar en complejos manufactureros, de maquila, o similares.

Gestión de horarios

La mayoría de las plantas industriales operan 24/7 con los tres horarios activos y un flujo de personal más alto que en otros tipos de negocios. Escalonar el inicio y finalización de los turnos, así como las horas de descanso o comida para minimizar aglomeraciones, es una medida efectiva si cooperan tanto el personal que lo planifica como el que participa.

El teletrabajo

El home office nunca había sido tan importante como ahora. Aunque el trabajo industrial es en gran parte presencial, si una compañía del rubro tiene la oportunidad de trasladar a su personal a casa, lo más recomendable es hacerlo. Asimismo, hay que aminorar el número de reuniones, o bien que éstas sean digitales, incluso si los asistentes están en las instalaciones.

Centros de trabajo confiables

Las organizaciones deben mantener a su personal en un continuo monitoreo con el fin de evitar posibles brotes de coronavirus, a la par de verificar que la operación usual siga con normalidad. Es aquí cuando adquiere más relevancia el reforzar los mensajes de concientización sobre trabajar con precaución y hacer doble énfasis en utilizar las instalaciones correctamente.

Hay otras maneras para apoyar a los empleados a lograr esto, como otorgarles prendas cómodas que los hagan sentirse con libertad de movimiento durante sus actividades. Dickies, marca líder mundial de ropa de trabajo innovadora y confiable, señala que uniformes flexibles ayudan a eficientar las labores diarias así como aumentan la sensación de seguridad.

Otro beneficio extra es que la vestimenta durable no se desgasta a pesar de las lavadas recomendadas para evitar la propagación del virus.

Sanitización de espacios

En enormes recintos de fábricas o parques industriales, los trabajadores suelen compartir herramientas y equipos, lo que aumenta el índice de contagios. No todas las superficies son iguales, especialmente en lugares con áreas diferentes una de otra. Es fundamental seguir al pie de la letra los procedimientos adecuados para desinfectar en función del tipo de superficie.

Otra de las tácticas implementadas por fábricas, oficinas y centros de trabajo, es la instalación de ventilación y filtros de aire. La renovación del aire evita la concentración de partículas, así como la transmisión de SARS-CoV-2. Es importante considerar la correcta instalación de estos equipos para evitar la recirculación del aire.

Presupuesto para tecnología

Más allá del termómetro de infrarrojos, los negocios industriales podrían adquirir tecnología de vanguardia para garantizar el bienestar de los colaboradores. Ejemplo de ello son las smartbands que monitorean la temperatura y notifican con una pequeña alarma cuando alguien viola la distancia considerada segura entre compañeros.

Incluso grandes empresas incorporaron cobots, robots creados para interactuar físicamente con humanos en un espacio colaborativo de trabajo y que reducen el contacto. La lógica detrás de su inversión es que quieren dar un salto en el tiempo, ya que se podrían considerar requisitos de seguridad del futuro.

 

Related Post