Día Mundial de los Pueblos Indígenas: vacío legal dificulta a las comunidades indígenas a proteger sus diseños #Marketing

324 0

El Día Internacional de los Pueblos Indígenas, celebrado cada año el 9 de agosto por iniciativa de la Asamblea General de las Naciones Unidas, tiene como objetivo fortalecer la cooperación internacional para la solución de los problemas que enfrentan en ámbitos de derechos humanos.

Los pueblos indígenas representan más del 5% de la población mundial: existen más de 5,000 grupos a lo largo de 90 países. En México, existen alrededor de 68 pueblos indígenas conformados por más de 11 millones de habitantes, es decir, 1 de cada 10 mexicanos forma parte de esta comunidad.

Estos pueblos han heredado prácticas culturales y formas únicas de relacionarse con su entorno, los cuales se ven representados en sus expresiones artísticas como lo son sus diseños. De acuerdo con un análisis de la organización Impacto, en los últimos 7 años al menos 23 marcas nacionales e internacionales se han apropiado de los diseños de comunidades indígenas. Los casos más recientes son: la colección “Crucero 2020” de Carolina Herrera y la silla de la colección Dolls by Raw Edges de Louis Vuitton, lo que resultó en una acusación de plagio por parte de autoridades mexicanas.

Con base en un análisis realizado por la firma law & business BC&B, a pesar de que los casos de plagio por importantes marcas han dado lugar a un relevante debate entre la opinión pública, así como a denuncias por parte del gobierno, los artesanos mexicanos no cuentan con un suficiente respaldo legal.

La Ley Federal del Derecho de Autor (LFDA) protege a las Culturas Populares y sus obras en lo que respecta a la prohibición de su deformación cuando éstas causen algún daño a la reputación o imagen de la comunidad a la que pertenecen. Sin embargo, la ley no hace referencia a la prohibición de un uso no autorizado, ni protege los derechos de autor de los diseños de las comunidades indígenas.

Por el contrario, la LFDA establece la libre utilización de las obras literarias, artísticas, de arte popular o artesanal, con la única condición de mencionar la comunidad, etnia o región de la República Mexicana a la que pertenece. La Ley únicamente prevé protección a una obra si tiene un autor identificable que cuente con la titularidad mediante un certificado de derecho de autor expedido por el Instituto Nacional del Derechos de Autor.

“La protección que dicha ley otorga a las obras de arte popular está limitada y no establece un mecanismo adecuado que impulse el respeto al derecho de las formas de expresión y creatividad de los pueblos y comunidades indígenas de forma colectiva como parte del patrimonio cultural de la nación, ni considera una remuneración económica por el uso de obras o diseños, sino que únicamente le brinda reconocimiento autoral al artesano de forma individual sobre una obra particular”, indicó Víctor Adames, socio de BC&B.

Los expertos en Propiedad Intelectual señalan la importancia de contar con una legislación efectiva que regule adecuadamente la protección del acervo cultural indígena mediante una reforma de la LFDA, así como un mayor impulso a la cultura de protección y registro de dichas obras tanto en lo individual como en lo colectivo, a través de las autoridades federales y/o locales en materia de derechos indígenas, como el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

El INPI es la institución encargada de apoyar, capacitar y asesorar a las autoridades y representantes de los pueblos y comunidades indígenas en la atención de sus derechos individuales y colectivos y podría concertar acciones con dependencias, entidades de la Administración Pública Federal, municipios, organizaciones civiles y con empresas que contribuyan en la protección de estas artesanías y diseños a través del Mecanismo para la Implementación y Protección de los Derechos de los Pueblos Indígenas, instancia de coordinación de las políticas públicas transversales para la implementación de los derechos de estas comunidades, como lo es la Propiedad Intelectual de sus creaciones.

El Día Mundial de los Pueblos Indígenas contribuye a la reflexión de las iniciativas que el Estado mexicano debe impulsar para tomar medidas que conlleven la protección de los diseños de las comunidades indígenas, evitando así, una condición vulnerable para defender sus creaciones.

Related Post