Digitalización como clave del #regresoseguro a las escuelas

173 0

Planificar un regreso seguro a la escuela en medio de una crisis de salud es una tarea titánica y, en ocasiones, desesperanzadora. Se trata de un proceso complejo que va desde medir la preparación de los estudiantes y determinar las adaptaciones necesarias, hasta cumplir con los requisitos de salud del gobierno y comunicar los protocolos con los padres de manera rápida y fácil, factores que muchas veces involucran una participación significativa de los servicios de TI.

Para México, la situación es cada vez más urgente, especialmente al considerar que tan solo durante la breve transición a semáforo verde epidemiológico más de 27,000 escuelas en el país habían retomado clases presenciales, con una asistencia superior a los 600,000 alumnos a lo largo de 14 entidades federativas. Si bien este número representó menos del 2% de la población académica nacional, el reto de salvaguardar la salud y el bienestar de estudiantes, docentes y personal administrativo debe ser una prioridad.

A nivel nacional, el gobierno mexicano extendió una serie de recomendaciones para mitigar el riesgo de contagio en las escuelas, con el objetivo de construir una estrategia de reapertura segura para todos, incluyendo labores de planeación y colaboración entre padres de familia y personal docente, gestionando así jornadas de limpieza y desinfección, así como filtros de corresponsabilidad que permitan la identificación y atención de síntomas, procesos en los que la implementación de tecnología podría marcar una diferencia positiva de cara a una futura reactivación de los espacios educativos.

Un ejemplo de esto es el caso de la Junta Escolar del Distrito de Toronto (TDSB), el distrito escolar más grande de Canadá, que tiene 583 escuelas y 245,000 estudiantes diurnos, donde se emplearon soluciones digitales para garantizar un regreso seguro a la escuela, al tiempo que se buscaba construir confianza en la comunidad en torno a los procedimientos de salud y seguridad del distrito.

Después de haber implementado las capacidades itsm de ServiceNow en 2017, el TDSB recurrió a la Suite Safe Workplace para gestionar la transición, aprovechando el módulo de encuestas de preparación para recopilar datos en tiempo real sobre la preparación de los estudiantes para regresar a la escuela.

Además, al trabajar con el Departamento de Salud Pública de Toronto, el TDSB pudo optimizar la aplicación ServiceNow Health Screening para cumplir con los lineamientos de salubridad establecidos en el área, al tiempo que se ayudaba a agilizar el proceso para que los estudiantes y sus familias completaran los controles médicos diarios.

Tomando en cuenta que se prevé una mayor afluencia académica para el ciclo escolar 2021-2022, el sector educativo mexicano puede aprovechar este tipo de testimonios para construir un regreso a clases más inteligente para los más de 32.9 millones de estudiantes en el país, quienes constituyen 60.9% de la población de 3 a 29 años a nivel nacional.

Haciendo uso del poder de los flujos de trabajo digitales, es posible mejorar la experiencia educativa, ya sea en esquemas híbridos, remotos o presenciales, facilitando un regreso seguro a la escuela.

Related Post