Do’s & Dont’s de qué hacer con ese dinerito

145 0

Todos sabemos que el momento más mágico y bello del año llega en diciembre y, por supuesto, nos referimos al ¡aguinaldo!. Uno de los pocos destellos de luz entre las juntas eternas y los tuppers del lunch que ofrece la vida Godín. Pero claro, porque “a veces” pecamos de impulsivos y solemos no planear nuestras finanzas, nos acabamos gastando el aguinaldo en un dos por tres y ¡pum¡ llega el 26 de diciembre y estamos de nuevo en números negativos.

Pero no teman, no es su culpa, es que nadie les ha explicado cómo se debe administrar su aguinaldo, para esto tenemos a ADULTING, asesores financieros para millennials y centennials, y expertos en el arte de no gastar dinero en tonterías que no necesitamos.

El aguinaldo es tu derecho

Antes de entrar en materia, es importante que conozcas bien tus derechos porque el aguinaldo no es un regalo buena onda, es tu derecho. De acuerdo a la Ley Federal del Trabajo y para ser específicos,  al artículo 87, el aguinaldo es una prestación que las empresas deben dar a sus empleados y por ley deben pagarlo a más tardar el 20 diciembre. Así que abusados, exijan lo que es suyo. Además, de acuerdo a la misma ley, el aguinaldo como mínimo debe ser quince días de salario  y si has trabajado en tu empresa por menos de un año, te deben dar la parte proporcional del total de días que has trabajado.

Para calcular el monto exacto que te deben dar hay una fórmula muy sencilla que ADULTING nos compartió, simplemente divide tu salario mensual entre 30 y ese número multiplícalo por 15 y ¡listo! Ese será tu aguinaldo en caso de que lleves un año en tu empresa.  Con esto en mente, y como ya sabes tus derechos,  vámonos a lo bueno.

Do’s & Dont’s de qué hacer con tu aguinaldo

Uno de los errores más comunes cuando se trata de mala administración financiera es, creer que el aguinaldo es solo para darnos ese lujito que pensamos que merecemos después de un arduo año de trabajo, pero en realidad el aguinaldo es una oportunidad de poner en orden tu dinero, invertir en ti, y sí también darte un lujito.

Do’s: ¿Qué sí debes hacer con tu aguinaldo?

De acuerdo, a Liliana Olivares, CEO y Fundadora de ADULTING, una manera fácil para saber cómo debes usar tu aguinaldo, es la siguiente:

Si tienes deudas: 

  • El 70% de tu aguinaldo debe ir a pagar lo que debes :(. Lo sentimos pero así es, hay que pagar y así evitar que los intereses se coman tu dinero aún más.

  • El 10% debe ir a inversión. Ojo cuando decimos inversión no nos referimos a ir a comprar  fracciones de bitcoin, sino fondos de bajo  riesgo, o ¿qué mejor que invertir en ti? Pagarte ese curso de inglés, o un taller de finanzas de ADULTING que te ayudará a saber cómo administrarte todo el año. 😉

  • Y, por último, el 20% va… ¡para regalos!. Obvio no los íbamos a dejar sin un gustito, este dinero puede ir en regalos para ti y tus seres queridos. ¡Treat yourself!

Si no tienes deudas: 

  • El 50% de tu aguinaldo se va para tu ahorro o para tu fondo de emergencia (que son tres meses de tu salario que debemos tener guardado por cualquier cosa). Recuerda que ahorrar no solo te ayuda a hacer planes más ambiciosos sino que también te da paz mental.

  • El 20% va a inversiones. De nuevo, este dinerito extra es una gran oportunidad para estrenarte como inversionista.

  • Y, el 30%, se va a regalos. Te mereces un 10% más como premio por no tener deudas. Sé feliz y comprate algo bonito.

Ahora que ya sabes cómo SÍ debes usar tu aguinaldo. Es momento de decirte qué NO debes hacer bajo ninguna circunstancia.

Related Post