Economía Colaborativa, #tendencia mundial

319 0

Las nuevas tecnologías han impulsado modelos de consumo alternativo en los últimos años. La relación entre quien ofrece un producto y quien tiene una necesidad concreta está cambiando de manera significativa. Uno de los modelos que más adeptos gana día tras día es la economía colaborativa. Monific la primera plataforma de crowdfunding turística en el mundo que se hizo en Mexico, explica qué es una economía colaborativa y cuáles son sus beneficios:

De acuerdo con estudio de la consultora PwC el valor de la industria de la economía colaborativa llegaría a los $335 mil millones de dólares para 2025 a nivel mundial, compartiendo 50% del mercado con el modelo tradicional. El reporte establece que los consumidores consideran que esta nueva manera de hacer negocios ayuda a reducir los costos de consumos diarios, implica mayor eficiencia, reduce la contaminación, construye una comunidad más fuerte, genera mayor comodidad a la hora de comprar, al tiempo que basa su éxito en la confianza entre oferentes y demandantes.

David Agmon, Chief Growth Officer (CGO) de Monific, comenta: Empecemos por el principio, la economía colaborativa es un concepto empresarial novedoso fundamentado en las nuevas tecnologías y redes en cooperación, es decir, se presta, se alquila, se intercambia, se vende, se alquila o se compran productos o servicios, basándose en necesidades específicas y en la colaboración entre las personas. Entonces una economía colaborativa es cuando muchas personas se ven beneficiadas por producto o servicio, y entre ellas lo impulsan para optimizar los costos, la utilidad y el rendimiento.

Los modelos colaborativos basado en la cooperación, la confianza y el uso de servicios es cada vez más demandado en México, asegura Agmon. Conoce los beneficios y algunos ejemplos de empresas emergentes basadas en la economía colaborativa:

Ejemplos de empresas colaborativas

La tecnología es un parteaguas importante porque gracias a ella es como las comunidades se están conectando y están logrando ser más productivas. En los últimos años han surgido una serie de iniciativas que son exponentes de este modelo de economía centrado en la colaboración y la ayuda mutua entre los individuos, que pueden ser:

Uber es una red de coches privados para transporte de usuarios que se usa fácilmente mediante una aplicación en el móvil. Ambas partes se ponen en contacto y pueden calificarse posteriormente.

Airbnb es una plataforma flexible que pone en contacto una oferta de alojamientos privados o turísticos con particulares, lo que aporta flexibilidad De esta manera el propietario de la habitación saca ganancia económica de la misma, y el huésped gasta menos que si alquilara una habitación en un hotel.

Rappi se han convertido en los principales representantes de esta economía, que, sin un empleador y gracias a la escalabilidad, experiencia de usuario y servicio convergen a través de la tecnología, ya que tiene la capacidad de acercar el consumidor a cualquier tipo de producto o servicio en un mismo lugar sin tener que desplazarse.

Monific es la primera plataforma de crowdfunding turística en el mundo que se hizo en Mexico, que permite que los inversionistas en una microfinanciación masiva o colectiva sean dueños de un hotel y ganar atractivos rendimientos.

Beneficios de la economía colaborativa

Este nuevo modelo de negocio presenta ventajas específicas, dado que camina en consonancia con las nuevas tecnologías aplicadas a dar y ofrecer servicios o bienes. La economía colaborativa reporta beneficios en los 3 rubros: En el caso de los consumidores acceden a los bienes y servicios a mejores precios; los propietarios obtienen ventaja al poner a disposición de otros de forma temporal, algún bien que posea y que no use permanentemente; y para la sociedad en general permite un mejor aprovechamiento de los bienes ya producidos y una consecuente reducción de residuos a nivel global propios de la producción de nuevos productos.

Agmon menciona que para entender qué es la economía colaborativa, debemos conocer sus principales beneficios:

Conexión. Se atienden necesidades de los consumidores y se aprovecha el desarrollo de Internet, conectando a las personas de forma más rápida y sin intermediarios.
Ahorro. Supone un ahorro respecto a la compra en negocios tradicionales, puesto que se puede compartir un bien o el gasto que supone usar ciertos servicios.
Optimización. Se mejoran los bienes de consumo usados habitualmente.
Oferta. Ofrece una mayor oferta de productos o servicios a precios más asequibles, como los productos de segunda mano.
Regulación. Se fomenta la confianza entre quienes van a facilitar el servicio y el usuario en empresas autorizadas por autoridad competente en cada país las leyes para esto son diferentes o todavía no existen.
Creativos. Amplía la posibilidad de emprender en épocas de crisis, ya que ofrece servicios novedosos a través de plataformas de colaboración en Internet.

“Es muy reconfortante crear una empresa de economía colaborativa como Monific, ya que el modelo empresarial basado en el compromiso, la solidaridad y la generación de ideas se catapulta en beneficios a los inversionistas que obtienen rendimientos superiores a lo que ofrece las entidades financieras tradicionales”, concluyó Agmon.

Related Post